jump to navigation

M-009 25.3.17

Posted by Migsar in Ideas, Uncategorized, Vida.
Tags: , , , , , , , , , , ,
1 comment so far

Después de la frustración de no poder hacer una simple transferencia bancaria decidí escribir un poco sobre mis experiencias y algunos consejos para mejorar el servicio. Me encantaría que algún alto ejecutivo de bancos mexicanos diera con este artículo, en particular, alguno de Banorte, de cualquier modo, creo que puede servir a cualquier usuario de banco para una reflexión sobre el estado de las cosas en México. Por facilidad de análisis, dividiré este post en dos partes: la primera sobre la filosofía de servicio y la segunda sobre cuestiones un poco más técnicas que están fallando en los sitios del país.

La experiencia

Quiero hacer una transferencia para ayudar a mi novia a pagar un curso, sé que por seguridad necesito el token, además tengo el servicio de Banorte móvil.

  1. La aplicación móvil me deja perder todo el tiempo llenando el formato de transferencia rápida para decirme al final que no puedo hacer la transferencia porque se sobrepasó el límite diario, lo cual, en esencia, no es cierto, intento realizar una operación por un monto mayor al permitido diario, pero no he realizado ninguna operación así que el límite aún no se ha sobrepasado.
  2. En la aplicación web cambio un límite, no sirve para nada.
  3. No puedo agregar un destinatario a una transferencia normal desde la aplicación móvil, para hacerlo desde la aplicación web necesito tener acceso adicional al email registrado.
  4. Intento quejarme en la aplicación, no se puede si no lleno toda la forma, son un par de datos, pero no quiero teclearlos, además deberían tenerlos si está super autenticada mi app móvil porque a banorte le preocupa mi seguridad.
  5. Termino por enviar un Twitter, porque sé, por experiencias previas, igual de inútiles, que les importa cuidar la percepción sobre la empresa y responden muy rápido cuando las cosas se hacen “públicas”.

Los mensajes públicos, respuesta casi inmediata, 1 minuto!

Cultura y filosofía de servicio

Un pequeño análisis de lo que sucedió. En Twitter responden rápido porque las cosas se viralizan, la opinión pública puede ser muy peligrosa y en algunos casos es muy difícil revertir la percepción de una empresa. Puede no haber mucha información de contacto, no servir bien la parte de las quejas, pero en el momento en que va a redes sociales el usuario al menos es escuchado. Hablar por télefono es esperar al menos, 12 minutos en línea (son estadísticas basadas en mi experiencia personal), mandar quejas por web app o móvil app, no tengo idea si sirva, alguna vez envié un email, otras un mensaje y nunca recibí respuesta, ponerlo en una red social, ¡una respuesta de menos de un minuto! Lo más rápido posible se saca la parte perniciosa de la opinión pública, es decir, el problema lo vemos en privado, la atención y la respuesta es pública. Ahora, no estoy diciendo que sea mala, inútil quizá, pero amable y pronta definitivamente y mala en ningún caso.

Seguridad por diseño o seguridad por ocultamiento

Quizá es un principio de seguridad informática pero aplica perfectamente a la atención al cliente, simplificando, seguridad por diseño es cuando es inherentemente seguro, es decir, está diseñado para que sea difícil acceder aunque sepas donde está la entrada, seguridad por ocultamiento se trata de esconder la entrada, quizá no sea nada segura, pero los recursos no se invierten en hacerla segura sino en esconderla para que poca gente la vea. ¿Qué tiene que ver con la filosofía de servicio? Uno puede gastar los recursos mejorando la calidad de los servicios o gastarlos ocultando las quejas. Se trata de lograr un equilibrio, tener atención al cliente para las quejas y hacerlas públicas, pero efectivamente buscar que se solucionen, no sólo en palabras.

Uno debe de ser el primero en consumir su producto

Todos los ejecutivos están al pendiente de sus productos, claro, es dinero, pero los usan para resolver sus problemas, ellos, personalmente, sin intermediarios. Tristemente me ha tocado que no es el caso, parte de las aptitudes de un ejecutivo es saber delegar responsabilidades, y los productos se ocupan de la parte mecánica mientras que los ejecutivos de la estrategia, los equipos de trabajo terminan diseñando funcionalidades que nunca han usado y posiblemente nunca usen en un ambiente no controlado, son expertos en lo que hacen, pero no tienen un objetivo claro. Siempre hay diferencia entre teoría y práctica, sin embargo, se trata de hacer que la práctica sea lo más fiel posible a la teoría. ¿Cuántos ejecutivos utilizan la banca personalmente y de manera eficiente? ¿Cuántos delegan estas responsabilidades a una persona cuyo tiempo vale menos, es decir, puede dedicar más tiempo a batallar con una aplicación inútil? Aquí hay un aspecto clasista que aunque crea que es un grave problema en el país no trataré.

El cliente se adapta al negocio, no el negocio al cliente

Cuando las opciones son limitadas y los clientes son cautivos es válida una postura de “si no te gusta lo que te ofrezco puedes irte con otro”, sabiendo que el otro está igual porque más que competencia abierta es un acuerdo de distribución del mercado, no te metas conmigo y no me meto contigo. Nuevas alternativas, convenios, posibilidades, todo esto sólo sucedera después de un congreso o reunión nacional en donde todos los que comparten un tajada del mercado acuerdan que es competencia justa dar un “mejor” servicio al usuario.

Soluciones para individuos sobre mecanismos de solución

Si como individuo haces saber que puedes ser una piedra en el zapato solucionan tu problema, y, como individuo, te olvidas del problema. Al final a nadie le importan los mecanismos para denunciar injusticias, de hecho, no importan las injusticias desde un tratamiento ético o moral, no existe una definición de injusticia más allá de “lo que no me hubiera gustado que me sucediera en esa situación”. En una sociedad desigual uno aprende a ignorar al otro y preocuparse sólo por uno mismo, se pierde la esperanza en la sociedad y se busca el bienestar personal sobre el colectivo

Aspectos técnicos

La parte técnica está muy ligada al interés por el servicio al cliente, sin embargo, hablo de aspectos particulares, me da gusto que hayan llegado hasta aquí. Esta es la interfaz del móvil, quizá en algún post futuro hable sobre el resto de opciones y la carencia de algunas que considero indispensables. Como se mencionó arriba, el diseño debería de ser hecho por alguien que tenga una idea muy clara de las necesidades que tiene que satisfacer el producto. A continuación muestro la pantalla de captura de la transferencia rápida, después de esta aparece una pantalla de confirmación, después aparece una forma para capturar el password y el token, después se hace una petición para validar las credenciales que tarda un par de segundos y finalmente se le informa al cliente que ha excedido el monto de transferencias, ¿de verdad es necesario todo esto? Si el límite para transferencias es fijo y el que se menciona arriba en mensaje privado y no aparece en la app por ningún lado ($1,200 pesos por operación, $7,000.00 pesos diarios y $19,000.00 pesos por mes) ¿no sería posible validar desde que se pone la cantidad y evitar la petición al servidor y el costo de recursos y perder el tiempo del cliente? No sólo es la cuestión de este caso, es el diseño detrás de la aplicación. Por otro lado, abajo aparece la parte de seguridad del nuevo diseño de la app web, en la versión anterior había como 20 o más límites y configuraciones, si se están usando los anteriores creo que deberían seguir apareciendo, si no, creo que este debería verse reflejado en otras cosas, es decir, congruencia.

La especialización es buena, cada tarea tiene dificultades únicas

Es un problema que considero muy grave y general en México, seguimos con la mentalidad del éxito individual. Se necesitan expertos para la parte de seguridad, conectividad, desarrollo web, desarrollo móvil, diseño de APIs, experiencia de usuario, interfaz de usario. No se trata de buen o mal programador, la cadena es tan débil como el más débil de los eslabones, esto también aplica a la estructura general de la organización, es bueno que exista una respuesta rápida y atenta al usuario en las redes sociales, pero por qué sólo en las redes sociales, los usuarios percibimos el todo como el servicio, no las partes.

Web APIs y su utilidad

Creo que es un término desconocido en México en casi todos los círculos menos en el de programación, se trata de interfaces a las posibilidades de información o acción en sitios o aplicaciones, para una visión general recomiendo la entrada de wikipedia de Web API. Por supuesto, para aplicaciones bancarias se necesita una muy buena seguridad en el API, pero no es mejor que la que se necesita al hacer la información accesible en la red. Las APIs permiten una mejor escalabilidad usando microservicios y también permiten que otros desarrolladores creen soluciones de calidad si el banco no puede darse abasto, más sobre eso en el próximo apartado, además el hecho de pensar en un API permite pensar en una política definida de manejo de datos y establecer fronteras claras sobre que parte tiene que ser privada y que parte no. No sólo permitiría mejores aplicacaciones para acceso al estado de cuenta, también permitiría pensar en un ecosistema mucho más rico de servicios financieros, y en la posibilidad de involucrar machine learning, analytics y otros trending topics, al final, la entidad financiera contratará consultores en estas áreas, no puede ser de otro modo por el grado de especialización, pero si podría ahorrarse el gasto y ofrecer una mejor calidad con una API pública.

Trabajo en equipo y colaboración

La especialidad de Banorte son los servicios financieros, no el desarrollo de aplicaciones, y esto es evidente cuando uno utiliza sus portales, sucede lo mismo con todas las instituciones financieras en México y en el mundo. No todo se tiene que hacer en casa, por supuesto, hay partes que tienen que ser internas, desde la administración de información que es parte esencial del banco hasta algunos detalles de confidencialidad, sin embargo, al hacer un acceso web se entiende que parte de los datos tendrá que ser accesible desde internet, esa misma parte puede ser gestionada por entidades externas debidamente autorizadas. Se trata de un gasto menor y de permitir una competencia externa que beneficia la calidad final para el usuario. Finalmente pienso que tiene que es algo que habla del orden interno de la organización, relacionándolo con lo mencionado en el principio de seguridad por diseño u ocultamiento, que una empresa crea que no puede abrir nada para mí, invariablemente significa que tiene un desmadre con sus datos por lo que mover cualquier hilo tiene consecuencias en el resto, tarde o temprano tiene que cambiarse por ser una desventaja en costos de operación.

Módulos y aplicaciones

El usuario percibe el servicio como un todo, es un monstruo con distintos tentáculos, no se trata de distintos monstruos. Además, en teoría, deberían ser la misma, desde el punto de vista de diseño de software, sí, son más vectores de entrada a un sistema seguro, pero es igual de malo el hecho de aislar los diferentes sistemas y tener incongruencias internas en los datos si se compromete alguno de ellos. Existe un principio que habla de no repetirse a sí mismo, mientras más veces aparezca algo en el código en más lugares se tendrá que hacer un cambio en el caso del cambio de las necesidades, en más lugares se puede equivocar un programador y en más lugares puede haber una falla de seguridad. Finalmente, el usuario termina por confundirse y buscar alternativas más sencillas.

Conclusiones

Al final, lo que pienso es lo siguiente. Hace unos años pensaba que Banorte era un banco excelente por el servicio que me han brindado, sigue bien posicionado, pero ha descendido algunos peldaños. Pienso que Banorte sabe bien que a muchos no nos gusta su rediseño del sitio, por eso sigue habilitada la opción de usar el sitio anterior, pero pienso que no sabe que no se trata de un capricho de gente con miedo al cambio sino de una cuestión de problemas de diseño del nuevo sitio. Los usuarios ahora sabemos que hay cosas que sólo podemos ver y cambiar en la versión vieja, no son exactamente compatibles con la versión nueva, hay cosas que sólo se pueden cambiar en la versión nueva, hay cosas que sólo aparecen en la versión web, uno tiene que dominar tres sistemas para hacer uso de la banca electrónica. Finalmente, quiero decir, que los de Twitter de Banorte me caen muy bien porque atienden muy rápido y amablemente, pero están atados a la hora de ofrecer soluciones y que he tenido peores experiencias en Bancomer o Santander, el hecho de que escriba sobre Banorte es algo circunstancial. Ojalá algún ejecutivo lo lea y haga algo pronto, pues aunque opciones web como Bankaool tienen las mismas deficiencias, existen criptodivisas y nuevos jugadores en el ecosistema financiero que están cerca de ofrecer mejores alternativas para el cliente.

Anuncios

M-003 16.9.16

Posted by Migsar in Vida.
Tags: ,
add a comment

Los últimos días he empezado a meditar, por mi cuenta, sin ir a clases, ni buscar mucho al respecto, simplemente me levanto y me doy 15 minutos para meditar y ordenar mi cabeza. Creo que me ha hecho mucho bien, pero también ha hecho que me de cuenta de tantos pendientes que tengo, ideas que quiero sacar y no saco y cosas que quiero hacer y no me doy tiempo suficiente.

Creo que el país está pasando por un tiempo muy difícil, no es el único, definitivamente, pero para los que vivimos aquí es muy necesario hablar al respecto. Yo no pienso que el problema sea el gobierno, nos han enseñado a ver hacia arriba para pedir resultados, pero en realidad es algo que se tiene que hacer horizontalmente, es decir, ver hacia los lados; la otra parte vertical, hacia abajo, no la mencionaré, pero creo que se debe de entender en base al resto. Que quede claro, el gobierno no debe ni puede cambiar el comportamiento de todos los ciudadanos, cuando lo intenta la gente se queja de falta de libertades, expresión, asociación, etc., es decir, es una mala idea. No es que el gobierno apoye más la educación, es que la gente empiece a verlo como una forma de vida digna, no es que el gobierno permita, es que la gente deje ser. Mientras se espere un motivo desde arriba para que las cosas cambien, nada va a cambiar, es triste, lo sé, pero todos somos iguales, no existe un ser superior que sepa como arreglar nuestras vidas, tenemos que empezar a hacernos responsables de nuestro desmadre.

Pues bueno, entrando en materia, hace unas semanas participé en un evento, competitivo hasta cierto punto, muy divertido y muy agradable y del que estoy muy feliz de haber participado. La cosa es que como en un concurso hace unos años, quedé muy decepcionado de los jueces y esto generalmente se interpreta como no saber perder, pero no es así, la decepción del sistema, aunque no lo parezca, puede ser ajena a la situación propia dentro del mismo, de hecho, el hecho de no mostrar decepción cuando el sistema te trata bien, aunque no sea lo que esperas, para mí, habla de una debilidad de carácter y una falta de valores. Uno tiene una formación y con ella adquiere ciertos valores y jerarquías, cuando éstos aparecen condicionados a la comodidad, se trata indiscutiblemente de una falta de principios. La decepción puede ser por muchos motivos, la falta de integridad o un comportamiento inadecuado son algunos de los considerados más graves, sin embargo, la compatibilidad respecto a principios y filosofía de vida es otro que debería de cuestionarse mucho más a menudo.  En mi caso, en ambos concursos, los jueces actuaron de manera bastante propia y totalmente de acuerdo a las circunstancias, de hecho, no dudaría en trabajar profesionalmente con ninguno de ellos, me parecen personas muy capaces y con amplia experiencia profesional, lamentablemente, me parece que vemos muy diferente el mundo en aspectos sociales y esto tiene un gran peso para mí, el encajar con sus criterios significaría renunciar parcialmente a mis principios de vida, no se trata sólo de concursos, se trata de relaciones, de planes y proyectos que surgen de estos encuentros y de que independientemente del esfuerzo que se haga, que siempre debería de ser el máximo posible, los eventos no son aislados, existe una continuidad y tienen consecuencias en la forma del mundo que se desea. La filosofía que domina es la de que el cliente siempre tiene la razón y la meta última es la venta, no podría estar más en desacuerdo con una filosofía, el cliente siempre tiene la elección, no la razón, puede elegir comprar o no, pero eso es totalmente independiente de un juicio objetivo al respecto, uno, con su vida, puede hacer las pendejadas que uno desee, y creo firmemente en que, mientras respete las vidas ajenas, debe ser respetada; sobre la razón, a veces no existe y, generalmente, es subjetiva, pero cuando en ningún caso depende ni de la jerarquía ni de la posición económica, mucha falta le hace a México que la gente aprenda a valorarse en un contexto general, y en particular, en un contexto profesional. Para concluir, un trabajo implica simplemente un intercambio de recursos, de algún modo reducible a el tiempo de una persona por una remuneración económica, que no quisiera asociar con el tiempo de otra porque aun cuando debería de haber una relación, existen muchas cuestiones circunstanciales que afectan esto, la jerarquía asociada la construye uno a partir de su concepción social, es decir, se trata de un valor subjetivo atribuído, sin necesidad, a una transacción comercial, el contratante sólo está intercambiando lo que tiene por lo que necesita y ambas partes están en la misma posición de poder; en los concursos y las competencias sucede lo mismo, inicialmente hay una transacción que parece favorable a ambas partes, el producto de la participación por el valor del premio, nunca existe una imposición jerárquica de por medio, y así como el producto puede no resultar lo que los jueces buscan, en cuyo caso no resultaría premiado, también puede suceder que el criterio de los jueces no corresponde al considerado por lo que no habría un interés posterior al descubrimiento del hecho.

Demonios 01.5.16

Posted by Migsar in Vida.
Tags: , , ,
add a comment

Ayer tomé más de lo que hubiera querido y, como siempre, me puse a dar sermones sobre mi filosofía de vida. Este año han pasado muchas cosas, siento que la vida se va muy rápido y que he dejado pasar demasiadas cosas y no puedo continuar así, todavía no me repongo de la pérdida de un gran amigo, todavía no logro acostumbrarme a ser adulto, lo que significa, el trabajo y un sin fin de preocupaciones. Al final me parece bastante extraño como funciona el mundo y sobre todo, bastante injusto, pero no se trata de una injusticia cometida por unos contra otros sino una cometida por cada individuo hacia sí mismo.

Algunas veces al tomar termino hablando de violencia, de todas las frustraciones que tengo, pero creo que son demonios bastante reales y siguen en mí por todo lo que uno vive día a día. Platico con mi novia y me hace darme cuenta de que muchas de mis palabras pueden malinterpretarse porque generalmente no doy el contexto suficiente para que sean interpretadas sino que asumo, sin darme cuenta, que la otra persona lo tiene porque me conoce. Ayer en particular, de la nada empecé a hablar de que creo en el derecho de portar armas y que me molesta mucho que la gente sea tan dejada, que yo actuaría muy violentamente en ciertas situaciones hipotéticas y que me frustra mucho que la gente se salga con la suya en México porque existe una indiferencia e impunidad total. Por supuesto, esto es lo que yo tenía en mi cabeza, pero creo que los que estaban conmigo pudieron entender algo muy diferente.

Vamos por partes. Me molesta mucho el estado actual de las cosas en el mundo y en particular en México, las brechas en los ingresos y en la calidad de vida son cada vez más grandes a escala global o local pero a nadie parece importarle, la principal preocupación no es que se reduzca esta disparidad sino estar en la parte alta y dejar que el resto se joda. En México las cosas están muy mal, pero creo que la mayoría de la gente quiere que mejoren pero nunca se ha puesto a pensar detenidamente por qué están como están y cómo podrían cambiar, últimamente oigo mucho la lucha por derechos de las mujeres, pero creo que en general no se respetan los derechos de los ciudadanos, se habla de impunidad pero se busca impunidad cuando la situación lo amerita. En resumen, la sociedad mexicana tiene una doble moral que practica muchas de las cosas que dice abiertamente que no deberían practicarse, violencia, alcohol, delitos sexuales, etc. Y el problema es que la familia pesa más que la justicia muchas veces.

Sobre las armas. Yo no creo que nunca se deba de usar un arma contra otra persona. Pero creo que el saber que la gente dispone de armas cambia la perspectiva de las otras personas al intentar abusar, principalmente porque mucha gente, en particular la abusiva, adquiere armas por medios no legales. Creo que las prohibiciones en general no arregla ningún problema sino que lo hacen más grave, cuando uno habla de armas en México se ve muy mal, o se tacha de loco o se relega a un estrato social distinto, generalmente asociado con la clase baja y con modos de vida marginales. La realidad es que las armas existen y seguirán existiendo y el no hablar de ellas lo único que hace es que se conviertan en algo mágico e inexplicable que viene de otros lugares en los que sí se puede hablar de eso y producir. Pero no necesariamente son malas, sé que es otro tema polémico en México pero yo soy partidario de la caza deportiva, siempre y cuando sea de especies que no estén en peligro de extinción y que sean para consumo humano, es decir, creo que caza deportiva no es caza recreativa. La industria que genera las armas es una industria técnica de vanguardia, muy ligada a los desarrollos académicos y científicos y genera empleos especializados y desarrollos que terminan aplicándose en otros ramos, el renunciar voluntariamente al desarrollo de armamento es una de las estupideces más grandes que un estado nación que pretende ser libre y soberano puede hacer. Creo que en general se puede hablar de que las naciones productoras de armas son naciones con bastante desarrollo tecnológico, mejor distribución de ingresos y, con algunas excepciones, no son naciones en las que se utilicen mucho las armas que se fabrican. Este último punto tiene que ver con lo que mencionaba al principio, el arma puede verse como algo potencial sin miras a ser utilizado, pero la posibilidad reforma y modifica las condiciones y las interacciones.

Y lo que sucede con las armas se puede extrapolar a muchas otras situaciones, el vivir en una sociedad tan controladora lo único que hace es crear gente mediocre e incapaz de aceptar responsabilidad y control sobre su propia vida, es decir, gente que vive sin consciencia. La explotación sexual de seres humanos es un grave problema que no se puede combatir porque no existe, por supuesto, está prohibido, pero esto lo que significa es que aquellos que están lo suficientemente arriba en la jerarquía como para hacer cosas prohibidas lo pueden hacer sin regulación alguna. Con el alcohol y las drogas sucede lo mismo, cada vez se regula más pero cada vez se controla menos, pero la gente tristemente sigue apostando por intentar controlar en lugar de entender las diferencias y respetar estilos de vida distintos. Es gracioso ver como uno puede gastar tanto dinero para sentir que sus gustos son menos inmorales o ilegales, pues se está pagando por ellos.

Creo que existen muchas teorías que intentan justificar de un modo u otro la existencia, que intentan enaltecer al ser humano y poner la razón como el gran diferenciador entre éste y las bestias, al final, la razón apenas se empieza a comprender cabalmente, los instintos y sentimientos sólo aparecen ocacionalmente en donde deberían debido al trabajo de gente como Antonio Damasio, pero en realidad la naturaleza del ser humano y de cualquier otro ser vivo sigue explicándose mejor por una simple palabra, tan sencilla que generalmente se olvida: competencia. En terminos biológicos super sencillos la vida se trata de competir por recursos y reproducción y pienso que cuando se acepta esto como propósito primordial es cuando se logra de algún modo proteger al más débil, sé que suena descabellado pues al parecer competencia e igualdad son conceptos antagónicos, pero justamente la igualdad sólo se puede dar cuando se parte de que es algo por lo que uno tiene que esforzarse y no de que es algo con lo que uno nace. No puedo dejar de pensar que estoy en lo correcto, pero me gustaría no sentir tanto conflicto entre mis ideas y mi búsqueda de pertenencia.

El país, el gobierno y el trabajo 04.11.15

Posted by Migsar in Vida.
Tags: , ,
add a comment

Todo mundo sabe que país, gobierno y trabajo se relacionan, pero no muy seguido uno piensa hasta que punto. El tema de este post es justamente analizar como esta relación es determinante en el desarrollo del individuo. Hace unos meses entré a trabajar en el gobierno, por honorarios por supuesto, gracias a la recomendación de un amigo de un diplomado; fue la peor decisión que pude haber tomado.

Mientras me bañaba pensaba en la especialización y el problema que se genera cuando ni industria ni academia entienden la importancia real de la misma y crean las oportunidades para que surja. En el gobierno todo es a las carreras, la planeación es pésima y los intereses son, generalmente, salir al paso. Si agregamos a eso que en el país la gente se contrata por trato más que por formación, la historia se complica pues además de las prisas, pocas veces la gente está completamente capacitada para desarrollar el papel que termina desarrollando, estar en un mando directivo implica delegar muchas responsabilidades, sin embargo, debería ser necesario tener una idea clara de lo que se está delegando, para contratar a gente especializada en la administración de esas tareas, si esto no sucede, la cadena se alarga, verticalmente y el último eslabón es el que intenta moderadamente hacer todas las tareas, no me refiero a un individuo, sino a la parte baja de la pirámide compuesta por muchos individuos, con las mejores intenciones pero muy poca preparación (tristemente, igual que los de más arriba en la pirámide) pero que tienen que responder por el trabajo ejecutado. De nuevo, hay dos partes, por un lado el trabajo está mal hecho pero no hay nadie entre los encargados de evaluarlo con la capacidad técnica para hacerlo, por lo que las consecuencias para los ejecutores son mínimas, por el otro, el trabajo está mal hecho y nunca hay culpables pero siempre hay consecuencias, es decir, los problemas que se supone se tendrían que resolver no se resuelven y las cosas empeoran gradualmente. Parte de las consecuencias son una mayor jerarquización de las estructuras, una mayor brecha de ingresos, menores responsabilidades de ejecución para la parte directiva y mayores responsabilidades de gestión, que pueden fácilmente evadirse deslizándolas cuesta abajo por la línea de mando, etcétera. Al final, la base ejecutora no sólo no está preparada para argumentar sobre el porqué no tendría que actuar como se le dice que actúe, sino que existe una costumbre de ascenso lenta y pesada acatando copiosamente las órdenes de superiores que está tan arraigada en el imaginario del país y, lamentablemente, la educación que prepara para esa clase de argumentaciones no es la que se transmite en la academia sino la que se recibe en casa, siendo esto otro factor que perpetúa las castas.

Como la mayoría de las cosas en la naturaleza, se trata de un ciclo, y romper los ciclos, aunque sea para crear ciclos más amplios es una tarea ardua y que pocas veces culmina en éxito. La experiencia es, no vuelvo a trabajar en el gobierno, que ofrece buenas condiciones sólo para quienes no tienen una ambición profesional definida y están más preocupados por el ingreso que por los desafíos laborales en el área de especialización.

Sobre Google y sus decisiones… El caso de Android Lollipop 25.7.15

Posted by Migsar in Tecnología, Vida.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
add a comment

Es un post que llevo un tiempo pensando, no exactamente en Android, o en la nueva versión, sino en la esencia. Es bastante común el abuso de poder en las grandes empresas, en cualquier ramo, incluso las que suponemos necesarias, como el gobierno, o las no lucrativas. Es por eso que quiero dedicar este post a una ruta ya bastante transitada pero que no por eso deja de ser muy atractiva para las empresas, y que, pese a los supuestos cambios de paradigma, sucede una y otra vez, con un matiz particular en las empresas de tecnologías de la información, tocará a cada quien juzgar y decidir que hacer, sin embargo, aclarar que no es algo individual, el comportamiento de masas tiene grandes consecuencias al definir las posibilidades individuales.

Nota: Sí sólo están interesados en la parte de Android y no en todo el discurso relacionado pasen a los dos últimos párrafos.

Pienso que en México somos particularmente propensos a considerar esos fenómenos como ajenos a nuestra esfera de acción e inmutables, pero espero que cambie algún día. Esa falta de confianza en el poder del individuo para cambiar las cosas y en los derechos del individuo como cliente han hecho que tengamos un pésimo sistema de gobierno, más allá de los políticos en los mecanismos para obtener un servicio, en la calidad del servicio mismo, en la claridad con la que explican las cosas, exigir los supuestos derechos es una lucha contra sistemas de ocultamiento u ofuscación tanto impresos como digitales, contra jerarquías y prejuicios y contra protocolos y servicios que sirven para obtener recursos individuales pero nunca consideran la satisfacción del usuario; también han hecho que tengamos empresas como las controladoras de las telecomunicaciones en México: Telmex de América Móvil y ligada a la familia Slim, Izzi Telecom, antes Cablevisión, de Grupo Televisa ligado a la familia Azcárraga, Totalplay de Grupo Salinas y Axtel ligada a la familia Zambrano. Parece que no tiene que ver, pero aunque se crea que México es una cosita subdesarrollada si se compara con Estados Unidos o algunos países de Europa, las prácticas son las mismas, los abusos son los mismos, la diferencia, y no en mucho grado, son los ciudadanos y que tan permisivos son, con las empresas y con el gobierno que respalda las empresas. Tengo un particular enojo con las empresas de comunicaciones en México por el mal servicio que prestan, pero espero convencer en los próximos párrafos que no se trata de un enojo o capricho.

Volviendo al tema, todo empezó con una pequeña empresa de software llamada Microsoft, que creció y creció por un manejo muy inteligente, un modelo de cobro bastante innovador y una política muy particular: la palabra clave es especificidad, no especialización, ver que usuarios dan más dinero, particularmente si comparten la filosofía de vida, favorecerlos y considerarlos en la toma de desiciones sobre el desarrollo y mantener al resto moderadamente felices para evitar competencia, es decir, no perder usuarios, pero fortalecer a los poderosos. Como es de pensar, el modelo no podía durar para siempre, empezaron a tomarse acciones contra monopolio (no en México, el gobierno sigue felizmente casado con Microsoft) y se obligó a la empresa a incluir competidores para balancear la competencia y favorecer a los usuarios. Lo curioso es que algunas de las empresas que criticaban el monopolio son perfectos modelos actuales de un comportamiento similar. Después surgieron otras empresas que lograron cierta importancia pero no estaban en el momento justo, como Yahoo y Twitter y finalmente surgieron otros pesos pesados: Facebook y Google.

En el 2014 el 90% de las ganancias de Google se debió a los anuncios, su portal de búsqueda es universal, mataron un servicio excelente en términos de rentabilidad financiera autónoma, YouTube, pero lo convirtieron en un zombie generador de ingresos por anuncios y, de modo similar, crearon un servicio de email que tiene sólo como objetivo secundario la satisfacción del cliente, por supuesto hablo de Gmail, su primer objetivo es hacer estudios de mercado bastante específicos, anónimos si se quiere pero demasiado específicos. Entre sus bajas secundarias también se encuentra Blogger, que no es particularmente importante, pero le tenía mucho cariño. El modelo de Twitter es bastante similar, no sé si por ser la ruta inherente a este tipo de empresas o por análisis del comportamiento de Google, pero a fin de cuentas, cada vez son servicios más ajenos al usuario y a su círculo, no puedo decir que no sean personalizados porque hacen un excelente análisis de comportamiento y ofrecen al usuario lo que cree que quiere y a lo que tiene mayor propensión a hacerse adicto, es decir, sí son hechos a la medida y sí satisfacen al usuario, aparentemente, pero curiosamente es una característica que comparten más con drogas y vicios que con otras cosas consideradas más importantes como educación y salud. Un punto a favor de estas tres empresas, el usuario generalmente es bastante ingrato y no tiene idea de lo que quiere, por lo tanto se requieren métricas que digan si lo que el usuario dice que quiere es realmente lo que quiere en base a su comportamiento, al final, el usuario se vuelve una célula en un continuo de marcas y empresas.

A estas alturas es válido preguntar por qué aparece Android Lollipop en el título. La verdad es que fue el detonante, y creo que el papel de Google ha sido preponderante por lo que tiene todo el derecho de aparecer solo en el título, pero hay algunas cosas de Android que me parecen bastante alarmantes que mencionaré a continuación. Llevo un par de días con Android Lollipop, la primera de las cosas que uno nota al instalarlo es que se ve muy chic, pero ya no es nada intuitivo, claro que si se quiere ver el círculo, el triángulo y el cuadro tiene alguna similitud con la función que pretenden, pero ahí termina la cosa. La teoría es que el alfabeto moderno se creó a partir de marcas cuneiformes sumerias, que estaban, a su vez, basadas en pictogramas que representaban acciones, más que sílabas y palabras, fue una evolución lenta y un descubrimiento continuo, por supuesto, el poderoso se impuso, desconocemos quien era pero seguro hubo competidores no tan afortunados; con Google sucede lo mismo, pero sólo necesitaron CINCO versiones o etapas. La pantalla de entrada de texto no tiene ya áreas delimitadas para un caracter específico, claro, Google en algún lado tiene el mapeo de coordenadas a valor, pero para que ofrecerlo al usuario si como sea la ignorancia es dicha y los que compran los celulares más nuevos y gastan más en ellos seguro ya están tan familiarizados con la tecnología que no parece un cambio notable. La pantalla de inicio es más simbólica, pero no necesariamente mejor, al jugar un poco con el desbloqueo y demás uno se da cuenta que los símbolos, de acuerdo a la filosofía Google de Material Design, indican movimiento y dirección, más que posición, en realidad el teléfono lo que busca son gestos (gestures), patrones de movimiento que predicen lo que el usuario quiere hacer y son más flexibles que rutas específicas con posiciones fijas. Inicialmente el gusto por las computadoras se debía a su capacidad de ser objetivas, lamentablemente, esa objetividad no es humana y se han invertido billones de dólares y muchas horas hombre en desarrollar inteligencia artificial, redes neuronales, reconocimiento de patrones, y otras tantas cosas que hacen a los dispositivos parecer mucho más humanos pero ser mucho menos precisos. El control de volumen y encendido, y los botones asociados, la justificación, seguramente la misma: usabilidad e intuición. Por supuesto, todos hemos leído la historia del hombre de negocios en el concierto de Nueva York y como la alarma de su celular (que hasta donde tengo entendido no era Android) arruinó su reputación, y la moraleja aquí es la siguiente, si los que no tienen lógica son demasiados, hay que cambiar la lógica; para mí una alarma que se puede esconder no es más que un reloj, pero es mucho más común, supongo, que los usuarios hagan cosas tan importantes que quieran callar totalmente el celular por un periodo de tiempo ajustable o indefinidamente (posiblemente se te olvide que lo callaste indefinidamente y no suene la alarma que te lo recordaría, así que en próximas versiones esperemos que también haya prioridades en las alarmas y que sea super divertido intentar recordar el desmadre que vamos creando); tampoco veo el sentido de cambiar el botón de apagado a sólo apagado si era estándar y bastante práctico una configuración rápida en un sólo botón, ahora se necesitan tres y todavía tengo perdida la función de modo de avión en manera rápida.

Sé que ya es mucho y para terminar mencionaré que Chrome, que no es indispensable en Android pero que está desarrollado por Google y algo de comunicación interna deberá de haber entre los equipos de desarrollo, te avisa al terminar la actualización de Android que ahora funciona mejor, las tabs están en el área de aplicaciones abiertas, cada una como aplicación separada. Ignorando que una queja de Chrome para escritorio es que consume demasiados recursos, está la cuestión de que la función es opcional y podría preguntar en lugar de imponer. A mí me parece muy incómodo tener todas esas aplicaciones abiertas, siempre tengo tabs para guardar información que no quiero poner en favoritos y que no quiero perder al cerrar el navegador, una especie de término medio y no sé si exista, pero al menos no lo encuentro nada intuitivo, una forma de cerrar todas las tabs juntas sin perder la información. En fin, no es que tengamos muchas opciones, ¿suena familiar la historia?

La ciencia como religión en el mundo moderno. 12.11.14

Posted by Migsar in Vida.
Tags: , , ,
add a comment

Viewing the mind as a nonphysical phenomenon, discontinuous with the biology that creates and sustains it, is responsible for placing the mind outside the laws of physics, a discrimination to which other brain phenomena are not usually subject. The most striking manifestation of this oddity is the attempt to connect the conscious mind to heretofore undescribed properties of matter and, for example, explain consciousness in terms of quantic phenomena. The rationale for this idea appears to be as follows: the conscious mind seems mysterious; because quantum physics remains mysterious, perhaps the two mysteries are connected.

Antonio Damasio, Self comes to mind.

¿Por qué? Porque sigo enojado con el mundo, no lo entiendo. Porque desde que uno es pequeño le enseñan que el mundo es un lugar bello gracias al esfuerzo colectivo de un montón de personas que tienen cierto consenso sobre valores y moral, pero en realidad es una idea social perpetuada por miedo a lo crudo de la existencia desde un  punto de vista científico. La ciencia solo se defiende como ideal irrealizable, como concepto abstracto muy similar a la moral y la estética, cualquier idiota puede ir por el mundo pretendiendo ser científico y no faltarán imbéciles que le crean, por lo que, después de un rato además de haber afectado a tantos habrá reunido una cantidad de dinero suficiente para ser respetado por el status sin importar nada más. Vivimos en una etapa de verdades democráticas, dándonos cuenta de lo subjetivo de nuestra percepción decidimos que era absurdo luchar por encontrar cierta congruencia entre las visiones individuales, ya que, obviamente, la congruencia no está ahí mas que en la medida que la queramos, es decir, si pensamos que es ciencia, nuestra aceptación la ratifica como tal.

 Pienso que volvemos a un obscurantismo, y me asusta que sea la ciencia, paladín indiscutible de la última batalla, quien habiendo supuestamente derrotado a la religión ocupe ahora su trono. En todos lados la situación está difícil, hay desempleo, desigualdad, abuso de poder, discriminación… curiosamente, no se hace presente la pobreza que tanto se menciona en las campañas. El mundo se acaba para los pobres pero no somos todos iguales, ni lo seremos, la diferencia: la educación. Somos mejores por ser educados, y merecemos vivir mejor; la academia se ha convertido en una institución que oculta la explotación ante los ojos de los pobres como en otro tiempo sucedía con Dios. Pienso que esta variante de la ciencia surgió por la incapacidad del ser humano de hacerse responsable de sus actos, no hemos llegado a ese punto de desarrollo espiritual en el que no necesitemos un soporte ante la crueldad de la naturaleza y películas como Gravity o Interstellar aprovechan ese vacío y lo llenan con el poder de la ciencia, poco objetiva y sin  método pero que satisface las espectativas de todos aquellos descarriados que por un absurdo golpe del destino no pudieron o supieron acceder a la academia, pero que saben que merecen, igual que el resto, comprender el mundo y lo hacen a través de estas teorías. Lamentablemente opiniones como la de la cita son una excepción incluso entre académicos, que en su mayoría están más preocupados por escalar estratos sociales que por supuestas verdades que de cualquier modo no entienden.

Definitivamente tengo mucho coraje hacia las instituciones científicas modernas que sólo sirven para perpetuar los abusos contra las clases bajas pagando un precio mínimo al aceptar a uno o dos pobres entre sus filas y al hacerlo abrir paso a la esperanza en el resto, que enriquecerá sin pensarlo a la institución aún a costa de sus vidas. Y finalizo puntualizando que es un orgullo vivir en un país como México y haber estudiado en la UNAM, ¿en que clase social me encuentro? Creo que en un limbo entre ambas compuesto por gente pesimista que termina en un manicomio o saltando al vacío.

Gritos 08.11.14

Posted by Migsar in Poesía.
Tags: , ,
add a comment

No me gusta escribir poesía sobre política, sé que todo se debe leer en contexto, pero no me gusta escribir sobre cosas tan contextuales, pese a que todo lo sea en cierta medida. Lamentablemente es una situación que me afecta bastante, me hace querer irme de aquí, me hace querer olvidar, me hace sentir impotente, y lamenteblemente también, no me refiero únicamente a los hechos recientes sino a la reacción a dichos hechos, que me parece tan absurda y nociva como los hechos mismos. Condeno los hechos, pero creo que la reacción, primero pública y después mediática, aunque aparentemente sea de naturaleza condenatoria, lo que hace es perpetuarlos al permitir su integración en el cotidiano, además de ser un factor en la repetición periódica de hechos similares al fallar en detectar que estos actos son consecuencia de continuar con los mismos roles aunque participen personajes distintos. Traducción al español: es triste que incluso la protesta se institucionalice y que se confundan causas y consecuencias.

La poesía se escribe pensando en uno mismo,
cuando se está cansado de hablar y de luchar,
la poesía se escribe por amor o por capricho,
porque nadie está, jamás, dispuesto a escuchar.

La poesía en este caso es un refugio
del peso de la historia en el andar,
de la ignorancia que ahora enuncio,
ya que una voz no existe en un millar.

No parezco tener algún motivo.
No quiero dialogar, ni discutir,
¡Quiero gritar!

Sin embargo, me da miedo que el olvido
sin nada que perder, y nada que ganar,
mezcle mi voz con la de otros vivos,
que de tanto gritar ya la han perdido.

Hay un grito que se pierde entre sus ecos,
que carece de credo y de color,
es un grito que se escurre entre los huecos,
que atosiga sin paz ni compasión.

Gritar por ahogar un pensamiento,
gritar por expulsar un sinsabor,
y convertir nuestra agonía en viento
para olvidar que en otro instante
el mismo grito se escuchó.

Gritar como alivio momentáneo,
gritar por orgullo o por dolor,
gritar porque callarlo hace daño,
gritar nunca a nadie dio calor.

Hay gritos que susurran las caricias
que un tiempo vil no permitió.
Hay gritos que suavizan injusticias
que no tolera un ardiente corazón.

Algunos gritos se confunden con lamentos,
y otros más, son producto del odio y el dolor,
pero, un grito que surgió de un pensamiento,
es como un ave que, teniendo alas, no voló.

Que siga el ruido y la alegría,
el cielo azul y arriba el sol,
que en esta tierra sólo existe día,
que aquí la noche no llegó.

Que sigan poderosas muestras de ira,
estallando en silencioso alrededor,
que siga el porvenir bajo la mira,
el futuro será siempre mejor.

Suena en batalla al unísono un grito,
disuelve el miedo en aplomo y confusión,
pensar, en una guerra, es un delito,
que se paga con la vida, no hay perdón.

Lejos de aquel lugar suena otro grito,
y en este caso la lucha es interior,
sentir, lejano y anhelado hito
donde pensar es tradición.

Existen gritos combativos,
en que puño respalda labio y corazón,
sin embargo, aquellos que escuchan mis oídos,
son gritos sin substancia… sólo voz.

INEGI y la utilidad de la información 02.5.14

Posted by Migsar in Cultura, Tecnología.
Tags: , , , , ,
add a comment

Hago este post con la idea de presentar los problemas que he encontrado durante el desarrollo mi actual proyecto, que requiere datos específicos sobre sectores comerciales particulares en el Distrito Federal, en México. El INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) realiza periodicamente muchas clases de censos, entre los que se encuentran los censos de población y vivienda y los censos económicos, para la realización de estos censos se basa en cuestionarios, que están disponibles en Internet, del mismo modo que se supone que están todos los datos recabados, lamentablemente no todo está disponible en línea aún y algunas cosas ya no están en forma impresa.

Creo que la información es indispensable para cualquier empresa exitosa, en todas las fases de su desarrollo, desde la planeación hasta el procesamiento de datos de operación para la retroalimentación y los ajustes, en este sentido el INEGI es la organización encargada de obtener y distribuir los datos en México, y tiene una muy grande cantidad de datos sobre muy diversos temas, sin embargo, a mis ojos, un problema muy grave, es el acceso a la información. En este caso no se trata de que el acceso esté restringido, sino de que la facilidad para encontrar la información no existe, por lo que muchas veces se redescubre el hilo negro al volver a generar datos que ya existían pero que no se puede saber que existen a menos que uno esté bastante involucrado con la generación de esos datos o que pierda mucho tiempo navegando en la inmensa telaraña que es el sitio del INEGI, no me malentiendan, creo que poco a poco se ha avanzado, el sitio está bien hecho respecto a navegación y es bastante funcional, técnicamente hablando, además de la evidente ventaja de la consulta interactiva de datos a través de Internet, el problema es que no hay un índice claro para su utilización y si existe está inmerso dentro del laberinto del sitio y no es tan visible como debería de ser.

Para muestra un par de situaciones, muchas veces las consultas realizadas se obtienen con la entidad, el municipio y la localidad en clave y la clave no está en el paquete o documento generado, al buscar en Google se obtiene una liga al Catálogo de entidades federativas, municipios y localidades, al darle click a consulta se accede a una forma que en la esquina inferior derecha tiene la opción de descarga de catálogos predefinidos, si uno decide bajarlos en formato zip, se da cuenta que los archivos de datos están en formato .dbf que es una extensión usada por dBase y que no es aceptada automáticamente por los sistemas operativos, se puede suponer que los que utilicen estos datos serán gente con cierto perfil especializado, pero creo que es una suposición que restringe el acceso a los datos por lo que no es propia para un instituto público, por otro lado, se podría poner una guía sencilla de como abrir los archivos y lo mejor sería ofrecer los archivos en varios formatos. Dejando a un lado estos archivos por un momento, si se decide hacer la consulta y se hace la selección correcta de opciones, que no siempre es intuitiva, se obtiene una tabla con la información. Incluso, en la mayoría de los casos, habría sido mucho más sencillo poner una liga a un documento en pdf que se encuentra en Estadística → Aspectos Normativos y Metodológicos → Clasificaciones y Catálogos → Geográficos → Clasificación de entidades, municipios y países, quizá sea muy propia esta organización del sitio para un especialista pero definitivamente puedo decir que intuitiva no es, y además, no sale entre las primeras búsquedas en Google.

Segunda situación, fui a un Centro de Información del INEGI con la intención de obtener unos mapas de las redes de comunicación y curvas de nivel de los estados de Baja California y Baja California Sur, la persona que me atendió, muy amablemente, me indicó que posiblemente la información que buscaba se encontraba en un condensado estatal, al buscarlo encontró el de Baja California Sur, pero no el de Baja California. Efectivamente se trataba de la información que buscaba, lamentablemente, el condensado que faltaba no estaba disponible pues está planeado que desparezca esa parte de almacén y que toda la información se obtenga en línea, según me explicó; es una idea que me parece excelente, pero al llegar a mi casa y buscar el otro condensado estatal me encuentro con la simpática leyenda que dice que actualmente sólo 22 de los 32 condensados estatales se encuentran disponibles en línea, ninguno de los tres que me interesan está en línea, incluido el del Distrito Federal. De igual manera, no todas las cartas topográficas se encuentran actualmente disponibles en Internet.

Por último, dentro de los Censos Económicos se encuentra una lista del número de plazas y centros comerciales por entidad federativa, indica que para el Distrito Federal se tienen 332 plazas y centros comerciales, pero no encontré en el documento los parámetros que definen en que punto un grupo de locales comerciales se convierten en una plaza o centro comercial, tampoco encontré en Internet el listado de los 332 centros comerciales, al parecer esta información puede obtenerse en un centro de consulta, espero que así sea, pero resulta contrario a lo que me informó el personal cuando fui a uno, sobre que toda la información estará disponible en internet.

En fin, me parece muy importante aclarar que lo que critico no es la labor del INEGI, que me parece muy buena, sino que el acceso a la información a veces no se trata de libertad o censura, sino de facilitar que la información sea útil, a través de la difusión de lo que está disponible sin suposiciones acerca del perfil del usuario al que va dirigido pues el hacer esta suposición segrega a un número de usuarios que quizá no sea tan grande pero que quizá podría cambiar favorablemente las cosas pues la mayor parte de los casos de cambios sustanciales en una industria o sector se hacen por gente que no está tan involucrada por el sector y no tiene los bloqueos culturales propios del mismo. Si el INEGI intenta informar a toda la población creo que debería buscar un mecanismo de clasificación que sea intuitivo para la mayoría, definitivamente los usuarios más especializados se adaptarán, pero lo contrario no es tan sencillo que suceda.

México 07.4.14

Posted by Migsar in Poesía.
Tags: , , ,
add a comment

Soy mexicano
por haber nacido
en esta tierra del sol,
en este infierno perdido.

Pero mi sangre no es de indio,
ni me importa que lo sea,
pues esa es sangre de odio,
llena de rencor e indiferencia.

Mi sangre es sangre del mundo,
venida de muchas tierras,
libre de pesar y llanto,
sin dios, ni gloria, ni penas,
tan dispuesta a juego y canto
como a trabajo y entrega.

La historia no se repite
sólo por desear que sea,
hora por hora se escribe,
con el modo y la manera.

Si en un infierno vivimos
es por cargar con las penas
que nos dejaron prestadas,
un par de culturas viejas;
por no saber enterrarlas,
por llevarlas en las venas,
adoptarlas como historia,
transmitirlas como ciencia.

La gente hace al estado,
no la historia de su tierra,
poder mirar el pasado
y tomar las cosas buenas,
poder vivir el presente
sin culpas y sin condenas,
sin perpetuar el delito
y sin revivir las penas.

Realidades 18.3.14

Posted by Migsar in Vida.
Tags: , , , , ,
add a comment

Hace 8 meses empecé a trabajar y me sentí muy feliz, la verdad es que la escuela fue una de las peores etapas de mi vida, desde secundaria hasta carrera, después de un rato decidí que no era tan importante y simplemente la ignoraba cada que podía, me iba a viajar o demás, pero quería terminarla para complacer a mi familia. Mi vida dió muchos giros, y en algún punto descubrí que había algo más profundo que mi fastidio hacia la escuela, es importante porque mis razones para estar molesto iban mucho más allá de mi inestabilidad hasta posarse en terrenos de cultura y política. Es importante dejar claro que siempre tuve buen promedio y fui un estudiante sobresaliente, igual que todos los que llegan a la universidad en México, pero para mí significaba algo hasta bastante avanzado en mis estudios, creo que hubiera sido mejor haber sido menos sumiso, pero mi carácter es caprichoso pero no conflictivo así que muchas cosas prefiero no externarlas hasta que me harto, lo cual no es la mejor alternativa.

En ese tiempo soñaba con lo que me vendieron mis padres y la cultura en la que vivimos, ser un estudiante brillante, irme al extranjero, tener coches y dinero, una chica guapa, la típica vida americana, el hechizo se fue rompiendo gradualmente y no sé como comenzó, pienso que pudo haber tenido que ver con mi sobrepeso y mis ganas de encajar en el mundo en el que vivía, pero empecé a conocer más gente y me gustó mucho la realidad, poco a poco dejé de ver tele, dejé de jugar videojuegos, empecé a salir al teatro, ver danza, aprender un poco de danza, querer viajar, ir a hostales, acampar, una clase de actividades totalmente opuesta a la vida que había llevado durante al menos 18 años, cambié radicalmente mi alimentación, empecé a comer mucho mejor y a apreciar la comida bien hecha, con calma y con gusto, en lugar de cualquier clase de cadena de restaurantes, pues a veces se piensa que es muy diferente Subways o Burguer Kig de Vips, Toks, Italianni’s pero al final es muy similar, en calidad de comida y en lo que significa como empresa para la sociedad.

Inicialmente fue cuestión de gusto, conocí una alternativa de vida con la que me sentía mucho mejor y una perspectiva mucho más amplia, para mí las playas eran Acapulco, Cancún, Los Cabos, y de repente estaba Puerto Escondido, Mazunte, Zipolite y después llegaron las realmente increíbles como Chacahua, Maruata, Saladita, Sayulita, Salina Cruz, Boca del Cielo, además de lugares hermosos como Mapimí, las Dunas de Bilbao en Coahuila, Urique y casi toda la parte de Chihuahua de Barranca del Cobre, San Cristobal de las Casas, Mérida, etcétera. El cambio fue tan gradual que no noté lo mucho que me estaba distanciando de mi mundo, fue hasta mucho después que me vino la diferencia de golpe y que me di cuenta de que casi no tenía nada que ver con todos los que me conocían antes de esto, es decir, particularmente mi familia y mis amigos de la infancia. La importancia del choque que sufrí se debe a que empecé a analizar las dos realidades en las que vivía, una dada por sentada y en la que crecí y la otra adquirida. Creo que la realidad depende de la historia y las circunstancias, sin embargo, en mi caso se abrió un mundo mucho más amplio y con muchas más posibilidades, aunque también tuvo sus limitantes y son estas las que me motivan a escribir esto.

Retomando esto de la realidad, en México existen muchas realidades diferentes, cada una con sus matices y cada una con pros y contras, quiero hablar de las que me tocaron y de como están entrelazadas las vidas y realidades de todos, por lo que es importante ser conscientes de ellas. Es normal pensar que la educación cambia mucho, y lo hace, pero un detalle importante es saber a que se refiere el término educación. Tengo entre mis contactos de Facebook un montón de gente loca a la que le gusta sentirse superior a los demás porque sabe poner algunos acentos o diferenciar b de v en la mayoría de los casos (no pondré nombres, pero espero que lean este post y entiendan la indirecta, dejen de joder a la gente por tonterías, hay mejores cosas que hacer), la cosa es la siguiente: sí está muy bien saber escribir con buena ortografía pero es ortografía, no cultura, y no hay necesariamente una conexión entre las dos, por un lado mucho de lo que se critica en el metro como el usar s al final de los ciertas conjugaciones son formas arcaicas que eran usadas cuando los lugares en donde la gente que las usa fueron conquistados por los españoles, y sólo indica el retraso y aislamiento de esas poblaciones en un país con mala infraestructura, no se refiere a la calidad de pensamiento de la gente, por otro, la v y b y la s y z en México suenan igual y no es grave confundirlas, en otros países es importante distinguirlas porque el sonido es diferente, aquí no, es triste que no podamos reconocer nuestras realidades e intentemos cubrir estereotipos impuestos, también hay muchos que usan el pretérito compuesto en lugar del simple para sonar más educados, en realidad no logran, puede estar de moda y puede ser divertido pero no de una mejor opinión de la persona (a menos que la que escucha esté tan mal como la que habla), que en fránces el pasado simple sólo se use en literatura es una cosa, pero el detalle es que Francia no es México, triste si se quiere, pero hay que aceptarlo. El problema no es que uno sea correcto o no, sino que se refiere a la identidad nacional y el respeto que tenemos por nosotros mismos, no somos capaces ni siquiera de legitimar nuestra lengua porque la usamos y tenemos que recurrir a la legitimación extranjera. Ese fue el inicio, pero es algo que existe en toda nuestra cultura, somos demasiado inseguros de nuestra identidad nacional y recurrimos a la discriminación para ocultar nuestras inseguridades e ignorancia, nos hacemos daño a todos. Se habla mucho de cultura y de lectura pero cada vez son menos las oportunidades para los escritores mexicanos, sobre todo ni no son de literatura, en ciencias ya es casi inexistente una publicación larga (libro) original en español, los libros de texto son traducidos, los que son en español son apuntes con mala edición y muchas veces inconclusos, el problema es el mismo, no pagamos por los libros porque subestimamos el trabajo que implica su realización, creemos mejor conseguirlo de internet y quizá a efecto inmediato lo sea, pero a largo plazo empobrecemos la oferta en el país y limitamos los empleos bien remunerados aumentando la desigualdad social.

Volviendo a la educación, me parece un problema demasiado serio en México, no se trata de dinero, ni de escuelas o maestros, se trata de un gusto por la apariencia y un desinterés por la esencia, no existe un marco adecuado para que la educación funcione, una parte importante es el problema de falta de identidad que ya había mencionado, yo sé que hay muchas manos levantadas cuando se trata de decir que somos mexicanos, pero en nuestra vida diaria se nota la búsqueda de aprobación por parte de culturas ajenas, vale mucho el salir a hacer un posgrado, un diplomado, el poner viajes en el curriculum, y repercute mucho en la imagen de la gente y el comportamiento inconsciente. Por otro está la vinculación empresarial, en realidad no existe ni oferta ni demanda para gente preparada, las cosas se importan porque es más económico producirlas en otro lado y porque se desconfía de la capacidad del mexicano y la gente que se capacita mucho o acepta un trabajo relacionado y mal pagado por amor a la profesión o se va del país, la otra alternativa es permanecer en la academia y aceptar el aislamiento como parte del estado de las cosas, desarrollando la profesión como algo gremial, que debería de ser contrario al objetivo de las universidades.

Al principio creí que el trabajo sería diferente, pero en realidad me llevé una desilusión después de los primeros meses, creo que nos gusta mucho nuestro papel histórico de comerciantes, pero no somos particularmente buenos en eso. Es difícil superar el lastre cultural que tenemos, somos bastante desorganizados e improvisados, y esto hace que generalmente se realice lo mínimo indispensable, es decir, sobrestimamos nuestra capacidad en la planeación y los resultados son mucho peores de lo que se podría lograr, no se trata de falta de talento, sino de organización y cultura. La vida laboral me gusta más que la académica, por mucho, pero creo que se hacen tareas fáciles y repetitivas por obtener dinero de modo seguro, es bien sabido que a los mexicanos casi no nos gusta arriesgar en invertir sino que preferimos algo moderado pero seguro, al final creo que se subutiliza el talento existente.

Pongo todo esto por que creo que es indispensable que cambiemos, sé que mucha gente vive sólo de hechos, a mí me gusta vivir de ideas y sueños, no quiero irme de la tierra en que nací, no creo que sea una nación sino muchas unidas por ambición absurda y falta de libertad y conocimiento, pero creo que está en la gente cambiar todo esto, me da tristeza cuando veo la indiferencia que existe en mucha gente respecto a las condiciones que se viven, cuando vemos que alguien pide limosna nos parece normal, damos unos centavos sin analizar lo que sucede, y a la gente que trabaja en muchos empleos necesarios los tratamos despectivamente y les ofrecemos aún menos que a los que no hacen nada, vemos los robos y las injusticias como algo natural, y en lugar de intentar hacer algo se queda en quejas vacías e insultos. Creo que la tolerancia puede llegar fácilmente a indiferencia que es lo que sucedió aquí y que mucha gente usa esa bandera para navegar alevosamente por el mundo, tomando lo que pueden y pretendiendo que es natural, lo único que favorece esa falta de solidaridad interna es que otra gente pueda fácilmente explotar a los mexicanos, es bien sabida la estrategia de dividir para vencer, ahora hay que pensar las posibilidades si inicialmente estamos ya divididos.