jump to navigation

El país, el gobierno y el trabajo 04.11.15

Posted by Migsar in Vida.
Tags: , ,
trackback

Todo mundo sabe que país, gobierno y trabajo se relacionan, pero no muy seguido uno piensa hasta que punto. El tema de este post es justamente analizar como esta relación es determinante en el desarrollo del individuo. Hace unos meses entré a trabajar en el gobierno, por honorarios por supuesto, gracias a la recomendación de un amigo de un diplomado; fue la peor decisión que pude haber tomado.

Mientras me bañaba pensaba en la especialización y el problema que se genera cuando ni industria ni academia entienden la importancia real de la misma y crean las oportunidades para que surja. En el gobierno todo es a las carreras, la planeación es pésima y los intereses son, generalmente, salir al paso. Si agregamos a eso que en el país la gente se contrata por trato más que por formación, la historia se complica pues además de las prisas, pocas veces la gente está completamente capacitada para desarrollar el papel que termina desarrollando, estar en un mando directivo implica delegar muchas responsabilidades, sin embargo, debería ser necesario tener una idea clara de lo que se está delegando, para contratar a gente especializada en la administración de esas tareas, si esto no sucede, la cadena se alarga, verticalmente y el último eslabón es el que intenta moderadamente hacer todas las tareas, no me refiero a un individuo, sino a la parte baja de la pirámide compuesta por muchos individuos, con las mejores intenciones pero muy poca preparación (tristemente, igual que los de más arriba en la pirámide) pero que tienen que responder por el trabajo ejecutado. De nuevo, hay dos partes, por un lado el trabajo está mal hecho pero no hay nadie entre los encargados de evaluarlo con la capacidad técnica para hacerlo, por lo que las consecuencias para los ejecutores son mínimas, por el otro, el trabajo está mal hecho y nunca hay culpables pero siempre hay consecuencias, es decir, los problemas que se supone se tendrían que resolver no se resuelven y las cosas empeoran gradualmente. Parte de las consecuencias son una mayor jerarquización de las estructuras, una mayor brecha de ingresos, menores responsabilidades de ejecución para la parte directiva y mayores responsabilidades de gestión, que pueden fácilmente evadirse deslizándolas cuesta abajo por la línea de mando, etcétera. Al final, la base ejecutora no sólo no está preparada para argumentar sobre el porqué no tendría que actuar como se le dice que actúe, sino que existe una costumbre de ascenso lenta y pesada acatando copiosamente las órdenes de superiores que está tan arraigada en el imaginario del país y, lamentablemente, la educación que prepara para esa clase de argumentaciones no es la que se transmite en la academia sino la que se recibe en casa, siendo esto otro factor que perpetúa las castas.

Como la mayoría de las cosas en la naturaleza, se trata de un ciclo, y romper los ciclos, aunque sea para crear ciclos más amplios es una tarea ardua y que pocas veces culmina en éxito. La experiencia es, no vuelvo a trabajar en el gobierno, que ofrece buenas condiciones sólo para quienes no tienen una ambición profesional definida y están más preocupados por el ingreso que por los desafíos laborales en el área de especialización.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: