jump to navigation

De mi modo de ser 18.1.14

Posted by Migsar in Vida.
Tags: , , , , , , ,
trackback

Algo pasó el fin de semana pasado que hizo que estuviera entre inquieto y molesto gran parte de la semana, fue una discusión simple, pero de esas que tocan temas sensibles. La cosa fue más o menos la siguiente, estaba caminando con mi hermana y le comenté que un amigo me molestaba porque me seguía insistiendo sobre cosas que ya había aclarado, entonces mi hermana se rió y me dijo que era buen amigo y me conocía. Puede parecer algo sencillo, y ya sé que muchos piensan que soy demasiado conflictivo, sin embargo, a mí me gustan las cosas claras y bien hechas, ¿cómo se relaciona?, son patrones sociales que seguimos y el comportamiento que puede parecer inofensivo en ciertos casos resulta demasiado peligroso en otros, y la gente difícilmente juzga bien la gravedad de la situación, esto es normal, somos humanos.

Como todo en la vida, puede verse con diferentes perspectivas, pero aquí explico la mía. Me esfuerzo por darle un sentido a mi vida, no sólo filosóficamente sino cotidianamente, existen varias formas de hacerlo, algunos dicen que es bueno aprender a ser feliz con lo que se tiene, yo soy de los que creen que uno tiene que esforzarse por conseguir lo que se quiere. Uno tiene una fuerte predisposición genética hacia ciertas cosas, y muchas veces ésta es reforzada por la educación y el entorno en el que uno se desarrolla, es así porque se trata de un ciclo, las características que logran pasar a los genes, generalmente, son aquellas que funcionan a lo largo de muchas generaciones. Todos sabemos que es más fácil hablar de los planes que llevarlos a cabo, pero muchas veces en las conversaciones se pierde el alcance y temporalidad de las palabras. Lo que me molesta del comentario de mi hermana es que ella tampoco me conoce en el sentido que cree, y que hizo evidente una verdad cruel para mí. Vamos por partes, no me conoce en el sentido en que cree que esos comentarios son partes de mi bipolaridad emocional y que no sé lo que quiero decir, una cosa es que yo mismo sepa que puedo despertar feliz o triste y eso define mi día completo y que quiera o no hablar con las personas, y otra es que no sepa si quiero la puta luz prendida o apagada o si quiero entrar o salir de un cuarto, lo he dicho más de una vez y la gente siempre siente que el comentario se refiere a los otros, en general soy una persona bastante risueña y alegra, si no conocen ese lado de mí, es una de dos cosas, nos hemos visto muy poco y no tengo confianza o no estoy tan a gusto con ustedes, en ese comentario, aunque les pese y a mí también, van incluidos familia amigos y toda la gente que conozco, esto no significa que no tenga mis días tristes o felices, lo que significa es que si creen que mi carácter es huraño o arisco lo más probable es que no este muy contento con su compañía, soy una persona seria y muy literal en muchas cosas, pero que ríe y habla mucho cuando está contento, y piensa poco. Volviendo al tema, cuando digo que no me gusta bailar, me refiero justamente a eso, ¡no me gusta bailar!, no es que no sepa bailar (que, de hecho, no sé pero a veces me divierto intentándolo) ni que me gustaría si supiera, ni que me da pena, ni que tengo prejuicios sociales al respecto, nada, mi gusto es simplemente estar al lado viendo a las chicas bailar, eso, disfruto ver a las mujeres bailar, pero no quisiera bailar con ellas, podría querer acostarme con ellas, pero no bailar, puedo conceder que hablando más específicamente no me gusta bailar todo, es decir, me gustaría bailar tango, kuduro o break dance, no son mis ritmos la cumbia, salsa, bachata, ranchera o hip hop y demás tablas. Puse el ejemplo del baile porque es uno claro y que tengo que explicar seguido, pero son muchos, cuando digo que no me gusta comer tacos, no significa que no me los coma, que los vomite o que los satanice, lo único que significa es que si puedo escoger comida prefiero otra cosa, y estoy consciente de que no siempre se puede escoger. ¿Por qué digo que es grave? por que en esencia es el mismo caso que en muchos de los problemas que son socialmente castigados, es decir, problemas sexuales, viviendo en una sociedad en donde se cree que la gente no sabe lo que quiere, y que el sí puede ser no y el no puede significar sí, es difícil hablar de justicia, muchos dicen que es sentido común y que es obvio cuando una persona lo dice en serio y cuando no, yo francamente no tengo ese sentido común, cuando quiero saber algo pregunto y espero que la respuesta sea lo más directa posible, de otro modo actuaría de acuerdo a mis suposiciones. Creo que muchos casos demuestran que dos mentes piensan diferente sobre las mismas palabras, por eso es que hay que quitarle el romanticismo al asunto y decir en preguntas cerradas respuestas claras, y respetar esas respuestas, pues incluso en el supuesto de que la otra persona no quiera decir lo que dijo sino que lo haya dicho por las circunstancias creo que el problema es de la persona y no del que toma literalmente la respuesta. En fin, se que somos humanos y que no somos los seres más objetivos del mundo, yo también he dicho que alguna comida es rica para quedar bien con la familia, o que una chica se ve bien con una ropa que no me gusta porque creo que no es grave verla con esa ropa y me interesa ella más que lo que vista, pero cuando alguien me dice que no quiere salir conmigo o cuando rechazan alguna propuesta los dejo en paz, y al menos a mí me gusta que respeten mi desición, la que digo, no la que creen que quisiera decir.

El segundo punto, la realidad cruel que dijo, es que efectivamente mi hermana y mi amigo sí me conocen en el sentido de que me lío emocionalmente relativamente fácil y perdono demasiado rápido, y esto lo hago porque quiero y aprecio a la persona e incluso a mí me parece extremo arruinar la amistad por un detalle, generalmente no es grave un error, pero si el error se vuelve un hábito o algo crónico, entonces sí hay un problema, es decir, que alguna vez diga que no quiero tomar, por ejemplo, y me insistan y terminemos borrachos, no hay problema, el problema es cuando siempre es la misma historia y la gente que sólo te gusta hacerte del rogar, yo sé que podría quedarme encasillado en ese estereotipo y que muchas personas lo hacen, pero en mi caso la incomodidad que me provoca el hacer cotidianamente algo que no quiero y dejar de hacer cosas que querría, pues el tiempo es finito, hacen que me de cuenta que no tengo que ser tan ligero respecto a mi juicio, y que tal vez vale la pena ser más tajante y volver a evaluar el valor de esas personas en mi vida. Pues bueno, nada está escrito en piedra y con esto no quiero decir que esté públicamente rompiendo relaciones con nadie, sino que pido que si me tratan tomen esto en cuenta.

Finalmente un detalle respecto a los gritos. La gente tiene varias formas de hacerse oír, algunos creen que gritando e imponiendo su voz a la de los demás lograrán obtener la atención; otros, entre los que me incluyo, piensan que hablando en voz baja, si a la gente le interesa oír, se logra que se callen y pongan atención, yo sé que tengo una voz grave y que generalmente hablo fuerte, pero el consejo, al menos conmigo es el siguiente, yo hablo fuerte cuando no quiero oír lo que dice el otro, no cuando tengo algo importante que decir. Ya sé que es intolerancia el no querer oír lo que dice el otro, pero cuando no existen argumentos y se trata de axiomas en una discusión, la discusión completa no vale la pena, pero no siempre se puede decir eso y dejarla en paz, pues muchas veces hay intereses de por medio. Pero intolerancia no es el pensar que todos son unos idiotas, sino el darle importancia a que lo sean y querer cambiarlos, en el caso de mi familia, más de una mujer (sí, con esto quiero decir, no sólo mi hermana) tiene la costumbre de intentar convencerte y si no lo logran hacer un berrinche y gritar que uno es intolerante y gritón, sin darse cuenta que ellas fueron las que pasaron a los gritos, solo que fisiológicamente es más probable, al menos en términos generales, que el hombre al levantar la voz se oiga. Y la intolerancia en este mundo es la regla y no la excepción, valdría la pena oír la justificación de cada uno sobre su propia tolerancia, en mi caso, como en todos, creo que los intolerantes son los otros, a mí no me importa lo que hagan, sino lo que me hagan hacer, pues ciertamente vivimos en un mundo pequeñito en el que nuestros destinos están entrelazados.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: