jump to navigation

Años 02.1.14

Posted by Migsar in Poesía.
Tags: , ,
trackback

Mi año comienza en tu cintura,
pasó invierno entre tus ojos,
con el eco de una risa
y el reflejo cristalino de la luna.
Siempre alegre y altanera
me despierta tu figura con el alba,
noches largas, sueños cortos,
días de viento y de eternas madrugadas.

En tus muslos redescubro primavera,
estación de campo abierto y piel dorada,
en la que el mundo, al parecer desierto,
devela su pasión y lujuria desbordada.
Por tus piernas he trazado dos senderos
que recorro en un abril que nunca acaba,
van a morir en un lugar debajo de tu ombligo
en que cielo y tierra se amalgaman.

El verano lo vivo entre tus senos,
arena, mar y agua salada,
un corazón que va sin remos,
sin velas ni timón, sin ruta dada,
su guía se muestra en amplio cielo
de lunares en el fondo de tu espalda,
el origen, abajo, se guarda con recelo,
y el destino se grita a carcajadas.

Un otoño que escapa a pleno vuelo,
hojas que caen, palabras y miradas
se amontonan a tus pies, para cubrir el suelo
y apagar el eco que generan tus pizadas.
Un año es mucho tiempo en este mundo,
y hay muchos mundos en tu piel desnuda,
si los dan involuntariamente por segundos,
¿por qué no habré de darlo yo por tu hermosura?

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: