jump to navigation

M-013 30.3.18

Posted by Migsar in Uncategorized.
add a comment

Siempre quise ser mujer, fue uno de mis primeros deseos claros y una constante en mi vida; en ese entonces no tenía idea de la importancia del aparato reproductivo en la vida y en la sociedad, tampoco tenía deseos sexuales ni interés en el tema, mi vida no giraba en torno a la sexualidad, y no era ésta uno de los pilares que definen mi comportamiento como individuo y dentro de la sociedad, simplemente quería ser mujer porque veía el rol y el trato que tenían las mujeres en mi entorno inmediato, que era el único al que tenía acceso a esa edad. Me tomó mucho tiempo entenderlo, y es hasta ahora, o muy recientemente que lo entiendo lo suficientemente bien como para hablar de ello y explicarlo a los demás, en términos claros y con la menor ambiguedad posible. No fue fácil, requirió bastante educación, interés, las circunstancias adecuadas y el hecho de pensar constantemente y durante muchos años en ello. No pienso que le deba explicaciones a nadie, y siendo honesto, dudo mucho que la mayoría de los que lo lean entiendan de que estoy hablando (no es presunción pero eso será tema de otro post), sin embargo, sé unos pocos sí lo entienden, y creo que algunos de ellos quizá estén o hayan pasado por algo similar y es a ellos a los que va dirigido el post, para compartir, para ayudar, para estimular nuevas reflexiones y mayor información al respecto y sobre todo, para invitar a practicar una tolerancia real, puntualizar las diferencias en el contexto de justificación de comportamientos en pro o en contra de la violencia, es por sí mismo un acto de violencia e intolerancia, que muchas veces se difunde disfrazado de tolerancia.

Disclaimer: Me cuesta trabajo escribir al respecto porque en mi cabeza estoy escuchando las objeciones de los lectores, nos enseñan a pegar el grito antes de terminar de oír los argumentos o, como dicen, primero se suelta el chanclazo y después se investiga el motivo. Aclaro de una vez que son mis percepciones, no sé refiere a un porcentaje absoluto, ni a una mayoría, no es un estudio objetivo, sólo una percepción individual con la que puedes o no estar de acuerdo y no pasa nada, no se invalida mi percepción ni la tuya, aun cuando una de las dos pudiera estar equivocada, que es totalmente independiente e irrelevante. Cada que escribo un par de palabras quiero poner un paréntesis diciendo que si alguien no se identifica con el texto es porque no me refería a esa persona sino a los “otros”, espero no hacerlo.

¿Cómo veía/veo a las mujeres? Frágiles, caprichosas, volubles, consentidas y me gustaba, quería ser así yo (y los que me conocen saben que lo soy y me vale madres que se asocie con características femeninas), no me gustaba que se esperara mucho de mí por ser hombre, que se esperara fuerza, valor, juicio, criterio, resistencia. No hay reglas, todo lo descrito son características del ser humano, no de un género en particular, era en las que yo me fijaba porque eran las que me interesaban, siempre me ha gustado que me cuiden más que ser yo el que cuida, que me consientan en lugar de consentir, que me traten bonito, no que me hagan fuerte, incluso detalles que parecen poco relacionados, pero a las mujeres les hablan muchas veces dulcemente y sin groserías, por qué conmigo no podían ser educados porque era hombre y tenía que ser fuerte, siempre fuerte. La fuerza la tengo y he tenido, pero no me parece que todo se solucione con fuerza, incluso, me parece que en el mundo moderno pocas cosas se solucionan con fuerza física, pero superficialmente sigue dominando en ciertas sociedades. Enfatizo, son características humanas, no masculinas o femeninas, y nunca he creído que las cosas tengan que ser de un modo porque así han sido, en particular, no me gusta que la vida sea difícil y estoy convencido que en la mayoría de los casos es difícil porque a la gente le gusta que así sea por uno u otro motivo. Después, con el tiempo, empecé a ver a las mujeres como sensuales (podría haberlo puesto desde el inicio, pero cuando era niño en verdad no me importaba) y también era una característica que me gustaba, no el hecho de serlo, sino el hecho de expresarlo y de jugar con ello, vivir y ejercer la sensualidad conscientemente, escoger ropa bonita por ser bonita, no tener que poner la practicidad como criterio decisivo, empezando porque no hay ni remotamente la misma cantidad de opciones y accesorios en cuanto a vestuario para el sexo masculino. Son detalles, pero la vida son los detalles.

Soy hombre, alto, blanco (es relativo, pero al parecer en México lo soy), con una familia que siempre me ha apoyado, a su modo y con condiciones tácitas (me ha ido mucho mejor que a muchos y mucho peor que a otros, todo depende), no tengo mucho dinero pero me enseñaron a administrarme y no gastar en cosas que no necesito por lo que a ojos de muchos parezco de una clase socioeconómica mejor que a la que en realidad pertenezco (enfatizando socioeconómica, basada en prestigio y dinero, es decir cantidad sobre calidad), me gustan las mujeres (prefiero no decir que soy heterosexual porque me parecen una aberración todos esos términos que terminan en …sexual, siempre defenderé que no tendrían que ser palabras compuestas y debería de usarse sólo sexuales, a secas, con excepción de ciertos círculos de investigación en los que se necesita ser mucho más específicos, pero en los que tampoco creo que sea fácil). En resumen, no pertenezco a ningún grupo vulnerable, soy y tengo lo que toda persona desearía ser y tener, por lo que, cuando digo que no estoy feliz o solicito apoyo o empatía la gente se sorprende y me recuerda lo afortunado que soy. No puedo estar triste, ni sentirme frustrado ni quejarme, porque mi vida es perfecta, a sus ojos bastante miopes. Sigo siendo el tipo fuerte y afortunado que tiene que apoyar y soportar (en términos de soporte o sostén, no de aguantar/tolerar en español chilango/defeño) y no importa que yo me esté derrumbando porque no puede ser, no soy frágil por como me percibe la gente, sin importar como me sienta yo, tan es así que generalmente saben mucho mejor que yo como me siento por los grupos, mencionados al inicio de este párrafo, a los que pertenezco. No es un sentimiento de un día, es algo crónico, y cuando lo he intentado expresar es mucho más común que me tilden de loco a que reflexionen al respecto.

Veo el movimiento de Bears en USA y me siento identificado, de nuevo, no es lo sexual, eso es bastante secundario, es porque soy un tipo grande y peludo que mucho tiempo se sintió inseguro de su cuerpo, crecí acomplejado con un canon de belleza que no era el mío, aún cuando creo que me consideran guapo, por las características erróneas muchas veces (color de piel, ojos o altura, no está mal, cada quien tiene derecho a tener sus criterios, pero me gustaría que se fijaran en otras de mis cualidades que dependen más de mí y menos de la suerte). No entiendo por qué los movimientos tienen que nacer en otros lados, por qué no nos podemos dar cuenta de un sentimiento y hacer algo al respecto, aquí, en lo local, sin importar si en otro lado se hace o no. En México se considera un argumento en la toma de decisiones el hecho de que en un país desarrollado se haga algo, ¿por qué? Pocas veces se preocupan en justificar que el sentir que motivo la acción sea compartido entre las poblaciones. El problema es que incluso hablar de que eres inseguro con tu cuerpo está mal para un hombre fuera de un círculo muy íntimo. He conocido mujeres que se quejan de una sociedad y, en particular, de hombres que son violentos argumentando que lo merecen por como se visten o actúan para descalificar, inmediatamente, cualquier referencia a la violencia que sufrimos los hombres, por el simple hecho de ser hombres, con un argumento categórico idéntico al de los que critican, los hombres nos merecemos la vilencia porque somos violentos por naturaleza (o género).

A veces quisiera escribir mucho, quisiera profundizar cada una de las frases que he escrito, es muy importante externar los sentimientos y compartirlos, y llega un punto en el que no puedo dejarlo para después y me le dedico un par de horas a un post de este estilo, pero no soy de los tipos que escriben y planean, soy de los tipos que sienten, la idea la llevo sintiendo un buen rato, pero sólo cuando es insoportable seguir sin hacerlo le dedico el timpo a escribir lo que siento, porque al final, escribir lo que siento es concentrarme en un pasado, aunque continúe y dejar de sentir el presente. No puedo escribir libros, ni hacer revisiones, puedo escribir esto hoy y la próxima vez empezar desde donde me quedé, nada más.

¿Por qué es importante? Por un lado, como lo expuse en el primer párrafo, es importante para mí como individuo y para los que se sienten parecido a mí, pero por otro, que creo que en estos momentos es igual de importante, por la violencia que se vive en el mundo. La gente está tan entrenida luchando sus batallas que no se da cuenta cuál es la guerra ni su alcance, y no lo pongo en términos de violencia sino que uso la comparación para establecer que uno puede perderse en el detalle y no ver nunca el todo, la guerra es por la libertad del individuo de ser dueño de su propio destino y la libertad para ejercer esa libertad, aunque suene un poco rebuscado, cada una de las manifestaciones, el racismo, nacionalismo, sexismo, clasismo, etc. son sólo casos particulares de una violencia mucho más general en donde la sociedad no entiende donde termina su papel regulador, rector y comienza el del individuo, y ese es el punto clave, justo por eso es que no tiene sentido pedirle a ningún gobierno que haga algo al respecto, porque es fortalecer la violencia que se combate, dando cabida a la participación del gobierno en ámbitos que no le corresponden y fomentando la diferencia y en último caso el discurso de odio. Nunca un gobierno podrá hacer algo a favor de los derechos de las mujeres, viejos, indígenas, o ningún otro grupo vulnerable, porque es pedirle peras al olmo, pedir que el gobierno influya sobre el libre albedrío en términos que son individuales más que sociales, y asumir que la población no está hecha de individuos sino de colectivos, lo que es esencialmente falso. Es evitar responsabilizarnos de nuestros actos como individuos y delegarlos a un ente abstracto y difuso para después exigir que esos mismo actos de los que no nos hacemos responsables sean controlados y gestionados por el gobierno, definido difusamente en base a ellos. Sé que sólo soy un programador y debería de dejarle esto a los expertos, porque para eso estudian, pero justo cuestiono el papel que los “expertos” desempeñan en nuestras sociedades, y si son la causa de más problemas de los que solucionan. Al final creo que la gente está confundida y no sabe poner las cosas en el contexto adecuado, para muchas de las prácticas sociales, como trabajo, participación política, salud pública, educación y demás, los criterios de odio como el género, la sexualidad, la forma de vestir o no vestir terminan siendo tan irrelevantes como el color favorito del individuo en cuestión, es decir, no tienen nada que ver con la capacidad y la actividad que se le solicita al individuo en términos de sociedad.

Sí hay substancia en la indiferencia, igual que en la política, ¿qué se puede argumentar en contra de alguien que está más ocupado reenviando imágenes breves de pensamientos ajenos y posturas insostenibles que intentando definir una postura coherente para sí mismos?; y no, no son todos, pero sí una parte muy importante. A mis amigos que postean contenido interesante respecto a estos temas, les pido que sigan así y a mis conocidos que postean pendejadas, los invito a ser más reflexivos respecto a lo que postean, no diré quien pertenece a cada grupo, creo que ubicarse es una cuestión de seguridad en sí mismos y honestidad consigo mismos, tengo de los dos y aceptar mi percepción abiertamente me pone en una situación socialmente incómoda, porque incluso aceptar quién pertenece al primer grupo hace fácilmente identificables a los del segundo. Me cansé de poner tags y un título llamativo e imágenes para tener visitas, no te estoy vendiendo nada, ni me haces un favor al leerme, el favor es a ti, no porque sea muy interesante por lo que digo, sino porque bueno o malo es una reflexión sobre de un individuo más de el mundo en el que vives, que participa activamente en moldear el mundo en el que viviremos y que si no entiendes difícilmente podrás dirigir hacia un futuro deseable. Pensar o no, es y siempre será, decisión propia.

Anuncios

M-012 13.2.18

Posted by Migsar in Poesía.
add a comment

Vas perdiendo poco a poco la cabeza
se te escapa por los pies…
¡Vuelve! Tengo un nudo en la maleza,
no te muevas, no hoy, tal vez después.

¿Otra noche? Luego un día,
luego mil, igual que ayer,
y te aferras a la lluvia que caía,
yo caía y contra el cielo reboté.

Una historia con trozos de cereza
y chocolate amargo te conté,
¿Por dónde crees que todo empieza?
Por supuesto, por los pies.

En mis piernas sentí que amanecía,
al medio día en el ombligo resbalé,
jornada larga, por demás umbría,
perdí la boca justo al anochecer.

 

M-011 10.1.18

Posted by Migsar in Turismo, Vida.
Tags: , , , , , ,
add a comment

photo_2018-01-10_05-51-56Tenía ganas de hacer este post desde que llegué, pero últimamente me cuesta mucho más trabajo producir algo, sean fotografías, poemas, escritos o cualquier otra cosa excepto ideas. Son impresiones generales y consejos para los que vengan, que espero que sean cada vez más, Portugal es un país muy bonito con gente amable y mucho por conocer.

Lo primero al visitar un país es pensar en la moneda, en el caso de Portugal, los Euros, mi consejo es que si no pueden cambiar en el lugar cambien una sola vez dinero suficiente para las cosas cotidianas del viaje y paguen todo lo demás con tarjeta de crédito o débito, en el caso de Portugal no se cobra comisión en los retiros de cajeros Multibanco, que es una red de bancos similar a los cajeros RED en México, al menos para retiros de alrededor de 100 euros en adelante. Al pagar con tarjeta es importante pedir que se cobre en Euros y que no haga la conversión el banco que hace el cobro porque la tasa de cambio es peor.

Coimbra es una ciudad pequeña, con una población importante de estudiantes, las distancias caminando son pequeñas, generalmente son menores a un kilómetro y para ir recorridos que atraviesan la ciudad son alrededor de 5 km. por lo que es fácil llegar a cualquier lado a pie. A mí me recuerda mucho a Cuetzalan, en el estado mexicano de Puebla, por la lluvia, la niebla, la piedra de las construcciones marcada por la humedad y la arquitectura; al ver las iglesias en lo alto de un cerro uno se da cuenta inmediatamente de la influencia Española-Lusitana sobre América Latina. Espero hacer algunos posts más dedicados a los aspectos prácticos del viaje, pero en este quería hablar de varias reflexiones que he tenido en los últimos días.

Cuando me mudé de Ciudad de México a Monterrey descubrí que algo que para mí era muy importante eran las banquetas, pensé en su importancia para la ciudad de los peatones y no la ciudad de los coches, ahora que llegué a coimbra descubrí volví a pensar al respecto, en la parte antigua no existen banquetas, todo está empedrado, pero se percibe que los actores principales son los peatones y no los coches, ya que algunos callejones son demasiado estrechos para que un coche pase y en otros por lo enredados que están es impráctico su uso. En una zona un poco más reciente se notan banquetas amplias y avenidas pensadas para coches en donde coexisten peatones y automovilistas y la principal diferencia con las ciudades de México (con excepción de la Ciudad de México en barrios turísticos e históricos) es la señalización e infraestructura que se pone para el peatón, los cruces bien indicados y semáforos que refuerzan el derecho del peatón al espacio. Existe también otra zona, que creo que es la más moderna, en donde se nota una arquitectura mucho más unificada en términos de materiales y estilos (global) y en la que se nota una marcada tendencia al diseño para automovilistas, existe más respeto por parte de los conductores pero las banquetas son pequeñas o inexistentes fuera de los espacios abiertamente públicos, como centros comerciales y plazas, y se nota una fuerte tendencia a la urbanización al estilo gringo de ciudades, es decir, consumismo marcado y diferenciación entre espacios de vida, de ocio y de trabajo.

Por otro lado, un detalle que a mí me cambia el ánimo inmediatamente es la frontera más tenue entre el espacio íntimo y el público, ¿a qué me refiero con esto?, la mayoría de las construcciones, incluidas las casas, no tienen barrotes en sus ventanas, tampoco tienen bardas altas que dividan la calle y el jardín sino pequeñas cercas que muchas veces sirven más como una delimitación social del espacio que como una frontera física definida, indican donde empieza la propiedad privada, pero no impiden el paso. Sé que muchos me dirán que se trata de realidades de los países en cuanto a seguridad se refiere, creo que no es así, se trata de percepciones de los habitantes de los países en cuanto a confianza se refiere, como apoyo a mi tesis quiero indicar que los índices delictivos no han bajado mucho por la presencia de los barrotes en México, por lo que en el mejor de los casos no tiene un efecto sobre los mismos y en el peor podrían resultar contraproducentes. Es un argumento similar al de la prohibición en el consumo de alcohol en espacios públicos o si las drogas hacen al delincuente o el delincuente consume drogas como un hecho fortuito y socialmente reforzado, no intento cambiar la opinión de nadie, pero me parece que los estudios al respecto que he leído son muy subjetivos y nada concluyentes. En fin, volviendo al tema principal, para mí es una diferencia tremenda el hecho de no tener que ver barrotes por donde sea, me siento más libre no en un sentido físico sino intelectual y espiritual, creo que se disfruta más el espacio, los balcones y las terrazas se vuelven elementos habitables y no meramente decorativos, se vuelven una extensión del interior y no un añadido y pienso que permiten una unidad mental que las fronteras físicas rompen en otros lugares. También me encanta el uso de escaleras y la aceptación de los distintos niveles de terreno en la arquitectura, creo que en el fondo habla de una flexibilidad para adaptarse al entorno en lugar de una necedad por cambiarlo, disfruto mucho de todas los cerros y las escaleras, callejones y recovecos de la ciudad, sobre todo en la parte antigua, me gusta ver las casas con sus sotanos, donde la entrada principal es accesible solo después de atravesar un pequeño puente, y existen al menos dos jardines a los lados con niveles diferentes al de la calle, en otras, la entrada está en un lado después de subir una pequeña escalera. Muchas ilusiones arquitectónicas se forman por este aprovechamiento de la forma natural del terreno, es común ver edificios que desde la calle parecen tener cinco pisos y descubrir que hacia el otro lado sólo tienen dos o tres.

Quiero también hablar de las costumbres y convenciones sociales, hay dos aspectos que me han llamado la atención desde que llegué, los baños y las ventanas. La distribución de los baños es aparentemente similar pero después saltan pequeños detalles que los hacen muy diferentes, la existencia del bidet es muy común aunque por lo que he visto, su uso es un poco menos extendido, sobre todo en nuevas generaciones; en el departamento en el que me estoy quedando el bidet bien podría ser una maceta porque no tiene alimentación de agua. Las casas antiguas tenían el tanque para jalarle al baño incrustado en la pared, es decir, dentro de ella y sólo se veía la perilla para jalarle, actualmente el tanque sigue estando empotrado en la pared y no descansa sobre el retrete, es otro de los temas sobre el que me gustaría investigar un poco más y hacer un estudio más detallado. Las tuberías de agua muchas veces van por afuera del muro en tubos de pequeño diámetro y de PVC, en México es común ver las conexiones eléctricas y las tuberías de gas fuera del muro pero mucho más raro ver las tuberías hidráulicas. Las ventanas son dobles, como en los pueblitos en México, una de vidrio y una exterior de madera, sin embargo, las ventanas exteriores de madera han sido substituidas en muchas de las casas por una cortina de aluminio plastificado. Al inicio mencioné que se trata de convenciones sociales porque creo que no es cuestión de economía, en México se dejaron de utilizar por imitación de nuestros vecinos del norte y, en gran medida, diferenciación entre lo rural y lo urbano desde un pusto de vista clasista, pero creo que en términos económicos no son nada mala idea, no son feas estéticamente hablando aunque definitivamente son más invasivas que las cortinas y persianas interiores en términos del material en que están hechas, sin embargo, creo que cumplen multiples propósitos, me vienen tres a la mente, sirven de aislamiento térmico y acústico, por otro lado, dan un mucho mayor grado de intimidad y finalmente cumplen una función estética en cuanto a cánones arquitectónicos aceptados. A mi parecer estas cortinas son una muy buena apuesta en climas extremosos, con las cortinas interiores el calor entra a la habitación y se transmite por conducción hacia el interior, con las cortinas exteriores la conducción por parte de la cortina se hace hacia el muro exterior, minimizando lo que llega al interior, el aire atrapado entre la ventana de vidrio y la cortina también sirve como aislante, creo que es mucho mejor que tener mal aislamiento por bajar un poco los costos al momento de construir y gastar mucho en un método activo de intercambio térmico, para ponerlo en palabras simples, me parece mucho mejor no dejar entrar el clima exterior, sea frío o calor, que dejarlo entrar y después sacarlo. Argumentos similares aplican para el aislamiento acústico.

Finalmente, quiero decir que a mí la comida portuguesa me parece muy rica y variada, en todos lados tienen aceitunas, que me parecen mucho más saludables que los totopos y tienen muchos pescados y distintas formas de preparar la carne, de gallina, pollo, cerdo, cabra, res, etcétera, he oído opiniones contrarias pero a mí me parece muy bueno el sazón de la comida portuguesa.

M-010 22.4.17

Posted by Migsar in Desarrollo Web, Ideas, Vida.
Tags: , , , , , , ,
add a comment

Intenté hacer mis compras por internet y, no puedo explicar exactamente por qué, pero no funciona. Cada vez más gente se está cambiando a servicios en línea, y yo también, hay muchas cosas que hago en línea, desde la comunicación con mi círculo alguna vez cercano, por Facebook, Skype, Whatsapp o Telegram, hasta la banca y el pago de servicios, sin embargo, las compras cotidianas aún no llegan a ese punto en el que prefiera hacerlas en línea. Estuve pensando un poco al respecto y es lo que quiero exponer a continuación.

¿Por qué no me gusta? Creo que las compras en línea en su estado actual satisfacen a personas de hábitos muy fuertes, a personas rutinarias, no digo que sea malo, de hecho, me gustaría serlo, pero no lo soy. Si uno conoce la marca de cereal que desea, las galletas, las frutas y verduras, es muy fácil hacerlo en línea, los sitios actuales son perfectos para eso, el cuadro de búsqueda tiene una función de autocompletado que hace que uno encuentre rápidamente un producto en específico, incluso se tiene una función de categorización, muy vinculada al autocompletado, que realiza ciertas sugerencias. Lamentablemente el alcance de esto es muy limitado. Uno empieza a escribir jugos y le recomienda todo lo relacionado con jugos, suena bien, lo sé, pero cuando uno va al lugar uno ve bebidas en general y a veces decide comprar una cosa que no es necesariamente un jugo. Mi punto es que todavía no se ha aplicado la tecnología para substituir el vagar sin rumbo dentro de un espacio determinado, es decir, se tiene un propósito, pero mucha libertad a la hora de cumplirlo. Creo que la tecnología existe, pero se necesita dedicarle un poco de tiempo a estructurarlo de otro modo, romper la linearidad de los sistemas, aprovechar más los aspectos de visualización, utilizar más la retroalimentación.

El segundo punto clave es la entrega y/o distribución, también creo que se dispone de la tecnología pero no se ha decidido atacar el problema de frente. El elegir el horario cuesta, en parte, pienso que es porque al proveedor del servicio le cuesta porque ha trabajado muy poco en optimizar sus procesos en este aspecto. Algunos ofrecen un servicio de entrega gratuito a partir de cierta cantidad consumida, otros ofrecen un costo económico para un rango de horarios y un costo premium para una entrega inmediata. no estoy seguro de cuál sea el mejor modelo, pero sé que tiene que mejorar, uno pasa mucho tiempo en su casa, pero parece que la Ley de Murphy aplica para estos casos, todo lo que tiene que salir mal sale mal, hay alguna emergencia, uno se mete a bañar o al baño, decide ir por un refresco a la tiendita de la esquina, para la que aplican los mismos problemas mencionados en diferente escala, incluso puede que uno tenga el radio, la tele o audifonos y no sé da cuenta de cuando la persona de la entrega toca el timbre.

Al final, creo que existe un gran campo de oportunidad en este nicho y falta mucho trabajo por hacer. En muchos foros y conferencia se habla de que el futuro nos alcanzo, creo que es cierto, respecto al desarrollo tecnológico, pero sucede totalmente lo contrario a la hora de aplicar el desarrollo tecnológico a resolver problemas cotidianos, deberíamos de ser más concientes que el hecho de que algo se perciba como simple implica siempre un inmenso esfuerzo detrás, esto aplica tanto para los deportistas que hacen parecer que las proezas son naturales como para los ingenieros de Google o Apple que hacen que un niño pequeño parezca genio al utilizar sus productos, sí, en este momento me acuerdo del meme que circula en las redes sociales que dice algo similar a “si su hijo logra utilizar el iPhone a los tres años no es que su hijo sea genio sino que los ingenieros de Apple son genios”, creo que no son sólo las madres las que no lo entienden.

M-009 25.3.17

Posted by Migsar in Ideas, Uncategorized, Vida.
Tags: , , , , , , , , , , ,
add a comment

Después de la frustración de no poder hacer una simple transferencia bancaria decidí escribir un poco sobre mis experiencias y algunos consejos para mejorar el servicio. Me encantaría que algún alto ejecutivo de bancos mexicanos diera con este artículo, en particular, alguno de Banorte, de cualquier modo, creo que puede servir a cualquier usuario de banco para una reflexión sobre el estado de las cosas en México. Por facilidad de análisis, dividiré este post en dos partes: la primera sobre la filosofía de servicio y la segunda sobre cuestiones un poco más técnicas que están fallando en los sitios del país.

La experiencia

Quiero hacer una transferencia para ayudar a mi novia a pagar un curso, sé que por seguridad necesito el token, además tengo el servicio de Banorte móvil.

  1. La aplicación móvil me deja perder todo el tiempo llenando el formato de transferencia rápida para decirme al final que no puedo hacer la transferencia porque se sobrepasó el límite diario, lo cual, en esencia, no es cierto, intento realizar una operación por un monto mayor al permitido diario, pero no he realizado ninguna operación así que el límite aún no se ha sobrepasado.
  2. En la aplicación web cambio un límite, no sirve para nada.
  3. No puedo agregar un destinatario a una transferencia normal desde la aplicación móvil, para hacerlo desde la aplicación web necesito tener acceso adicional al email registrado.
  4. Intento quejarme en la aplicación, no se puede si no lleno toda la forma, son un par de datos, pero no quiero teclearlos, además deberían tenerlos si está super autenticada mi app móvil porque a banorte le preocupa mi seguridad.
  5. Termino por enviar un Twitter, porque sé, por experiencias previas, igual de inútiles, que les importa cuidar la percepción sobre la empresa y responden muy rápido cuando las cosas se hacen “públicas”.

Los mensajes públicos, respuesta casi inmediata, 1 minuto!

Cultura y filosofía de servicio

Un pequeño análisis de lo que sucedió. En Twitter responden rápido porque las cosas se viralizan, la opinión pública puede ser muy peligrosa y en algunos casos es muy difícil revertir la percepción de una empresa. Puede no haber mucha información de contacto, no servir bien la parte de las quejas, pero en el momento en que va a redes sociales el usuario al menos es escuchado. Hablar por télefono es esperar al menos, 12 minutos en línea (son estadísticas basadas en mi experiencia personal), mandar quejas por web app o móvil app, no tengo idea si sirva, alguna vez envié un email, otras un mensaje y nunca recibí respuesta, ponerlo en una red social, ¡una respuesta de menos de un minuto! Lo más rápido posible se saca la parte perniciosa de la opinión pública, es decir, el problema lo vemos en privado, la atención y la respuesta es pública. Ahora, no estoy diciendo que sea mala, inútil quizá, pero amable y pronta definitivamente y mala en ningún caso.

Seguridad por diseño o seguridad por ocultamiento

Quizá es un principio de seguridad informática pero aplica perfectamente a la atención al cliente, simplificando, seguridad por diseño es cuando es inherentemente seguro, es decir, está diseñado para que sea difícil acceder aunque sepas donde está la entrada, seguridad por ocultamiento se trata de esconder la entrada, quizá no sea nada segura, pero los recursos no se invierten en hacerla segura sino en esconderla para que poca gente la vea. ¿Qué tiene que ver con la filosofía de servicio? Uno puede gastar los recursos mejorando la calidad de los servicios o gastarlos ocultando las quejas. Se trata de lograr un equilibrio, tener atención al cliente para las quejas y hacerlas públicas, pero efectivamente buscar que se solucionen, no sólo en palabras.

Uno debe de ser el primero en consumir su producto

Todos los ejecutivos están al pendiente de sus productos, claro, es dinero, pero los usan para resolver sus problemas, ellos, personalmente, sin intermediarios. Tristemente me ha tocado que no es el caso, parte de las aptitudes de un ejecutivo es saber delegar responsabilidades, y los productos se ocupan de la parte mecánica mientras que los ejecutivos de la estrategia, los equipos de trabajo terminan diseñando funcionalidades que nunca han usado y posiblemente nunca usen en un ambiente no controlado, son expertos en lo que hacen, pero no tienen un objetivo claro. Siempre hay diferencia entre teoría y práctica, sin embargo, se trata de hacer que la práctica sea lo más fiel posible a la teoría. ¿Cuántos ejecutivos utilizan la banca personalmente y de manera eficiente? ¿Cuántos delegan estas responsabilidades a una persona cuyo tiempo vale menos, es decir, puede dedicar más tiempo a batallar con una aplicación inútil? Aquí hay un aspecto clasista que aunque crea que es un grave problema en el país no trataré.

El cliente se adapta al negocio, no el negocio al cliente

Cuando las opciones son limitadas y los clientes son cautivos es válida una postura de “si no te gusta lo que te ofrezco puedes irte con otro”, sabiendo que el otro está igual porque más que competencia abierta es un acuerdo de distribución del mercado, no te metas conmigo y no me meto contigo. Nuevas alternativas, convenios, posibilidades, todo esto sólo sucedera después de un congreso o reunión nacional en donde todos los que comparten un tajada del mercado acuerdan que es competencia justa dar un “mejor” servicio al usuario.

Soluciones para individuos sobre mecanismos de solución

Si como individuo haces saber que puedes ser una piedra en el zapato solucionan tu problema, y, como individuo, te olvidas del problema. Al final a nadie le importan los mecanismos para denunciar injusticias, de hecho, no importan las injusticias desde un tratamiento ético o moral, no existe una definición de injusticia más allá de “lo que no me hubiera gustado que me sucediera en esa situación”. En una sociedad desigual uno aprende a ignorar al otro y preocuparse sólo por uno mismo, se pierde la esperanza en la sociedad y se busca el bienestar personal sobre el colectivo

Aspectos técnicos

La parte técnica está muy ligada al interés por el servicio al cliente, sin embargo, hablo de aspectos particulares, me da gusto que hayan llegado hasta aquí. Esta es la interfaz del móvil, quizá en algún post futuro hable sobre el resto de opciones y la carencia de algunas que considero indispensables. Como se mencionó arriba, el diseño debería de ser hecho por alguien que tenga una idea muy clara de las necesidades que tiene que satisfacer el producto. A continuación muestro la pantalla de captura de la transferencia rápida, después de esta aparece una pantalla de confirmación, después aparece una forma para capturar el password y el token, después se hace una petición para validar las credenciales que tarda un par de segundos y finalmente se le informa al cliente que ha excedido el monto de transferencias, ¿de verdad es necesario todo esto? Si el límite para transferencias es fijo y el que se menciona arriba en mensaje privado y no aparece en la app por ningún lado ($1,200 pesos por operación, $7,000.00 pesos diarios y $19,000.00 pesos por mes) ¿no sería posible validar desde que se pone la cantidad y evitar la petición al servidor y el costo de recursos y perder el tiempo del cliente? No sólo es la cuestión de este caso, es el diseño detrás de la aplicación. Por otro lado, abajo aparece la parte de seguridad del nuevo diseño de la app web, en la versión anterior había como 20 o más límites y configuraciones, si se están usando los anteriores creo que deberían seguir apareciendo, si no, creo que este debería verse reflejado en otras cosas, es decir, congruencia.

La especialización es buena, cada tarea tiene dificultades únicas

Es un problema que considero muy grave y general en México, seguimos con la mentalidad del éxito individual. Se necesitan expertos para la parte de seguridad, conectividad, desarrollo web, desarrollo móvil, diseño de APIs, experiencia de usuario, interfaz de usario. No se trata de buen o mal programador, la cadena es tan débil como el más débil de los eslabones, esto también aplica a la estructura general de la organización, es bueno que exista una respuesta rápida y atenta al usuario en las redes sociales, pero por qué sólo en las redes sociales, los usuarios percibimos el todo como el servicio, no las partes.

Web APIs y su utilidad

Creo que es un término desconocido en México en casi todos los círculos menos en el de programación, se trata de interfaces a las posibilidades de información o acción en sitios o aplicaciones, para una visión general recomiendo la entrada de wikipedia de Web API. Por supuesto, para aplicaciones bancarias se necesita una muy buena seguridad en el API, pero no es mejor que la que se necesita al hacer la información accesible en la red. Las APIs permiten una mejor escalabilidad usando microservicios y también permiten que otros desarrolladores creen soluciones de calidad si el banco no puede darse abasto, más sobre eso en el próximo apartado, además el hecho de pensar en un API permite pensar en una política definida de manejo de datos y establecer fronteras claras sobre que parte tiene que ser privada y que parte no. No sólo permitiría mejores aplicacaciones para acceso al estado de cuenta, también permitiría pensar en un ecosistema mucho más rico de servicios financieros, y en la posibilidad de involucrar machine learning, analytics y otros trending topics, al final, la entidad financiera contratará consultores en estas áreas, no puede ser de otro modo por el grado de especialización, pero si podría ahorrarse el gasto y ofrecer una mejor calidad con una API pública.

Trabajo en equipo y colaboración

La especialidad de Banorte son los servicios financieros, no el desarrollo de aplicaciones, y esto es evidente cuando uno utiliza sus portales, sucede lo mismo con todas las instituciones financieras en México y en el mundo. No todo se tiene que hacer en casa, por supuesto, hay partes que tienen que ser internas, desde la administración de información que es parte esencial del banco hasta algunos detalles de confidencialidad, sin embargo, al hacer un acceso web se entiende que parte de los datos tendrá que ser accesible desde internet, esa misma parte puede ser gestionada por entidades externas debidamente autorizadas. Se trata de un gasto menor y de permitir una competencia externa que beneficia la calidad final para el usuario. Finalmente pienso que tiene que es algo que habla del orden interno de la organización, relacionándolo con lo mencionado en el principio de seguridad por diseño u ocultamiento, que una empresa crea que no puede abrir nada para mí, invariablemente significa que tiene un desmadre con sus datos por lo que mover cualquier hilo tiene consecuencias en el resto, tarde o temprano tiene que cambiarse por ser una desventaja en costos de operación.

Módulos y aplicaciones

El usuario percibe el servicio como un todo, es un monstruo con distintos tentáculos, no se trata de distintos monstruos. Además, en teoría, deberían ser la misma, desde el punto de vista de diseño de software, sí, son más vectores de entrada a un sistema seguro, pero es igual de malo el hecho de aislar los diferentes sistemas y tener incongruencias internas en los datos si se compromete alguno de ellos. Existe un principio que habla de no repetirse a sí mismo, mientras más veces aparezca algo en el código en más lugares se tendrá que hacer un cambio en el caso del cambio de las necesidades, en más lugares se puede equivocar un programador y en más lugares puede haber una falla de seguridad. Finalmente, el usuario termina por confundirse y buscar alternativas más sencillas.

Conclusiones

Al final, lo que pienso es lo siguiente. Hace unos años pensaba que Banorte era un banco excelente por el servicio que me han brindado, sigue bien posicionado, pero ha descendido algunos peldaños. Pienso que Banorte sabe bien que a muchos no nos gusta su rediseño del sitio, por eso sigue habilitada la opción de usar el sitio anterior, pero pienso que no sabe que no se trata de un capricho de gente con miedo al cambio sino de una cuestión de problemas de diseño del nuevo sitio. Los usuarios ahora sabemos que hay cosas que sólo podemos ver y cambiar en la versión vieja, no son exactamente compatibles con la versión nueva, hay cosas que sólo se pueden cambiar en la versión nueva, hay cosas que sólo aparecen en la versión web, uno tiene que dominar tres sistemas para hacer uso de la banca electrónica. Finalmente, quiero decir, que los de Twitter de Banorte me caen muy bien porque atienden muy rápido y amablemente, pero están atados a la hora de ofrecer soluciones y que he tenido peores experiencias en Bancomer o Santander, el hecho de que escriba sobre Banorte es algo circunstancial. Ojalá algún ejecutivo lo lea y haga algo pronto, pues aunque opciones web como Bankaool tienen las mismas deficiencias, existen criptodivisas y nuevos jugadores en el ecosistema financiero que están cerca de ofrecer mejores alternativas para el cliente.

M-008 20.3.17

Posted by Migsar in Vida.
Tags: , , ,
add a comment

A casi un año de estar en Monterrey e querido hacer una recolección de mis experiencias. No pretendo conocer todo, ni siquiera la mayoría de la ciudad y sus habitantes, sólo es un recuento de las impresiones que he tenido desde que llegué y de cómo me siento en tierras regias.

La ciudad es muy bonita, creo que haber vivido hace 100 o 200 años aquí habría sido vivir en el paraíso, yo no me imagino un paraíso eternamente soleado, ni me gustaría, me imagino un paraíso verde y lleno de vida, las montañas, los árboles, la humedad que se respira, y lo poco que queda de todo eso, me hace pensar que debió ser increíble. Es impresionante despertarse y ver las montañas, saber que el clima siempre tiene sorpresas y ver las mil formas en que juega la luz entre los riscos y las nubes… en los días despejados, debido a la voluble topografía se puede ver fácilmente la inacabable extensión de la ciudad, en los días nublados se disfruta ver las luces en las laderas y pensar que la ciudad no es más que un centenar de casas. Sin embargo, no estamos en otros tiempos y la ciudad sufre de los males que aquejan a todas las ciudades, al final, la mayoría de las veces, resulta imposible disfrutar esa belleza más allá de algunos recuerdos congelados en el transcurso de un día ajetreado. Se empieza a mezclar la ciudad con su gente y no es posible hablar de la una sin la otra, sin embargo, intentaré seguir con la ciudad en este párrafo y abordaré la gente en el siguiente, quizá porque siempre me sucede que me enamoro más de los lugares que de la gente que los habita. Las formas de la ciudad han heredado mucho de su época y su geografía, aunque se respira la mexicanidad en cada calle, los trazos generales algunas veces parecen una mala copia del urbanismo americano, entiéndase, estadounidense. La ciudad no está pensada para los peatones, no es el clima, simplemente no fue parte del plan, existen espacios verdes distribuidos en toda la ciudad, pero no es fácil llegar a ellos, tampoco es fácil estar en ellos, son espacios de paso que no se plantearon para ser habitados sino para ser admirados, no costaría mucho en una ciudad rica poner algunos asientos o crear un poco de sombra, pero eso podría hacer que los visitantes indeseados prolonguen su estancia, uno disfruta de esta ciudad desde la ventana del coche, más allá del casco antiguo el peatón no forma parte del imaginario de la ciudad y habría que reflexionar sobre quiénes se espera ver en el casco antiguo. Existen estilos arquitectónicos muy variados y debo decir que disfruto mucho más las construcciones viejas que las modernas, los nuevos desarrollos son prácticamente casas de interés social para una clase no tan baja y las construcciones nuevas siguen siempre las tendencias internacionales, lo cual no es necesariamente un elogio.

La gente me gusta más que en otros lados, es alegre y decidida, y va por la vida sin darle muchas vueltas a las cosas, me han tratado muy bien, más allá de tener que acostumbrarse a ciertas convenciones, como sucedería en cualquier otro lado, creo que en general los regios son honestos y trabajadores, y lo curioso es que aplica para el gran porcentaje de gente de otro lado que vive aquí, curioso porque como reza un dicho, uno termina por actuar igual que el resto, olvidando muchas veces los estereotipos que se tienen sobre los habitantes del lugar de origen, Monterrey tiene una bonita mezcla entre ciudad y pueblo, las dimensiones de una ciudad y la calidez de un pueblo, aunque eso también implica cierto recelo hacia los forasteros, que muchas veces creo que se malinterpreta como frialdad u hostilidad. Dicen que los regios son muy directos, creo que depende mucho del aspecto que se discute, tal vez les gusta decir las cosas rápido, pero lo asociaría más con una economía de lenguaje, rápido no siempre es directo, como en todo México, hay cosas que no se dicen y los modales, usos y costumbres cuentan mucho, es una sociedad extremadamente religiosa y muchas de las convenciones sociales se rigen por principios cristianos, lo que nos puede chocar (en términos de enfrentamiento, no de molestia) a los que venimos de la Ciudad de México, además de que puede resultar sorpresivo pues se asume, quizá sólo yo, pero no creo, que los indígenas son los que están cegados por la religión y Monterrey y el norte en general, son conocidos por una menor población indígena. Otro de los grandes males de Monterrey es que se trata de una sociedad muy estratificada y clasista, aún partiendo de que es un problema común en las sociedades humanas y bastante notorio en lationoamérica, en Monterrey es todavía más notorio, y volviendo a la parte de ser directos, este es uno de los secretos a voces que tiene la ciudad, todo mundo lo siente pero nadie dice nada, y más que combatirlo uno simplemente decide en que lado se pone, la tercera vía, que fue la que decidí elegir yo, es hartarse y mandar a la chingada a todos, ser amable, ser educado pero no intentar establecer vínculos más profundos con nadie. Finalmente, quisiera decir que la mentalidad emprendedora y la cuestión industrial aquí es, en una palabra, un mito, en ese sentido la ciudad vive del pasado, no quiero decir que no haya industria, quiero decir que no es el polo de desarrollo que fue alguna vez, como mencioné antes, creo que los regios son muy decididos y prefieren actuar que planear, y es una cualidad que admiro mucho de la gente de aquí, sin embargo, han caído en el mismo juego que el resto de la república y la mentalidad innovadora no es algo que sobresalga, los mexicanos somos consumidores, no productores, sí, regios incluidos, aunque les duela.

Como epílogo, debo de decir que en algún momento pensé en establecerme semi-permanentemente aquí, es una ciudad que disfruto mucho y que no puedo dejar de amar por sus montañas, su naturaleza y su gente; en este momento no pienso lo mismo, quiero hacer negocios aquí en la medida de lo posible y espero volver seguido para ponerme al día con varias y muy buenas amistades que he adquirido, pero estoy ansioso de irme a otro lugar que se ajuste más a mi modo de pensar. Y para que quede claro, entre el D.F. y Monterrey escogería Monterrey cualquier día y sin pensarlo, afortunadamente quedan muchos lugares por conocer.

M-007 04.2.17

Posted by Migsar in Vida.
Tags: , , , , , , ,
add a comment

Siempre siento que tengo algo que decir, pero cada vez es menos frecuente que crea que vale la pena hacerlo, debería de aprender a escribir únicamente para mí pero no lo he logrado, más que buscar influir en la gente me gustaría encontrar un grupo de personas con el que tenga cierta afinidad.

Desperté pensando en que un problema muy grave es la democratización del conocimiento en tiempos recientes, en particular, pensando en que tenía que hacer una plataforma open source, como WordPress o Drupal o algunos otros del estilo, para GIS, concretamente, para servicios tipo Uber. Mi experiencia con esta marca ha sido cada vez peor, yo fui de los que la defendía a capa y espada cuando inicio y me siento muy defraudado al ver sus prácticas actuales. Al final, la tecnología disruptiva se incorporó a las prácticas abusivas propias del sistema en el que se desenvuelve, de querer cambiar la forma de hacer las cosas en el mundo pasó a querer una gran tajada del mercado, nada más, nada menos. Si la disponibilidad ha aumentado los precios han subido mucho más rápido, contradiciendo la ley de oferta y demanda, tarifas dinámicas, choferes que cancelan los viajes cuando no les conviene, ¿no les suena a lo que se vivía con los taxis y uno de los factores por los que la gente comenzó a utilizar Uber?

Volviendo al tema del conocimiento, el uso de las redes sociales se ha vuelto una forma de justificar la intolerancia, y aún cuando la gente está de acuerdo en que se debería de limitar el uso, poca tiene la disciplina para actuar congruentemente con sus palabras, no recuerdo un dicho en español, pero en inglés está “put your money where your mouth is”. La gente espera que la eduquen en la escuela, que la eduquen en internet, que le enseñen, no se han puesto a pensar que es una cuestión bidireccional, uno tiene que buscar aprender, el aprendizaje no puede ser obligado por el que enseña, si se niegan a pensar no hay tecnología que pueda ayudarlos, no todos estamos así, la ciencia se sigue haciendo y se seguirá, pero es un negocio de poca gente, no pasa nada si no cambian más allá de ampliar la brecha entre los seres humanos, que termina siendo fuente de desigualdad, que se vuelve discriminación y violencia, sólo habrá ricos cada vez más ricos y pobres cada vez más pobres, pero un juez universal que se indigne por la moral o la dignidad de unos u otros, eso no pasará.

M-006 25.12.16

Posted by Migsar in Ideas, Uncategorized, Vida.
Tags: , , , , , , , ,
add a comment

Lo que más me molesta no es el error sino la falta de interés por corregirlo, la filosofía de así soy y qué.

Les cuento la historia de un viaje corto, no mencionaré lugares, para no despertar enojos innecesarios pero no hacen falta, es general. Salgo de mi casa, en la central de autobuses los choferes, que no son malas personas en general, ni tienen una preparación inferior a la media (tampoco superior) tienen a la gente en los andenes esperando, no porque vayan a limpiar el camión, ni por que esté bajando la gente, es una cuestión de reafirmar el poder sobre su “territorio”, dejan subir hasta la hora indicando que ellos tienen control sobre algo, lo jodido del caso es que, igual que el resto de la gente, en su pequeño espacio se quieren sentir importantes, pero se enojan cuando otros hacen lo mismo y critican el mal servicio de las cosas, habría que empezar por uno mismo, ¿no?  Ya en el camión, unos chicos oyendo una grabación de unos bufones callejeros en el celular, chistes sobre intolerancia, cuestiones de género y clasismo y la cereza del pastel, el discurso final de que es arte y cultura, que todo está perdido pero está bien y hay que estar feliz y que es una forma de no robar; todo el discurso apoya la mediocridad, las cosas que a uno no le gustan deberían cambiarse, no resignarse y explotarlas estúpidamente para ir librándola, además de que creo que nunca son aceptables los chistes sobre intolerancia, ni siquiera entre “cuates”, hacer chistes al respecto, lo quieran aceptar o no, implica perpetuarlo, mantener vivo en el imaginario colectivo que la situación no sólo es tolerable sino entretenida. Volveré a un punto adicional en un momento.

En el avión, una chica llorando porque su esposo posiblemente no llegue al vuelo. Nota, llorar funciona para resolver las cosas aunque el resto del mundo se joda. Afortunadamente el esposo llega, no tengo nada en contra de él y me parece bien que la gente del aeropuerto le haga el paro, lo que no me parece bien es que yo haya estado en la misma situación hace poco y como no soy muy simpático ni llorón tuve que pagar un vuelo bastante caro porque la cabrona del aeropuerto no me dejó pasar, no le caí bien; la cuestión, repito, no es el hecho de joder al próximo, es que nos quejamos de impunidad y corrupción pero nuestros actos son gobernados de forma incongruente de acuerdo al humor que tengamos el día, es decir, tengo poder y pienso que puedo abusar de él porque es mío, que mi cargo me da derecho a juzgar y ejercer ese juicio contra los otros, o dicho de una forma más simple, que la igualdad es un derecho cuando yo estoy en desventaja y un premio cuando yo la otorgo. No hablaré de roles de género porque es un tema demasiado sensible, pero sí dire que me parece que muchas culturas que abogan por la igualdad siguen pensando que son características respetables, ¡y deseables! el ser caprichoso, inflantil, voluble y prepotente, ya sé, ya hablé… viene desde los griegos, recordemos la causa de un par de guerras que Hollywood disfruta adaptando al cine.

Sigamos, llego a un destino intermedio y debo de tomar otro camión, el sistema de autobuses es lo más precario y desorganizado que hay, no hay manera de apartar un autobus por internet, incluso hacerlo físicamente cuesta trabajo, pero a la gente no le importa, a los empresarios no les interesa porque saben que el dinero de una operación eficiente sería un extra, que no necesitan realmente porque el mercado ya está repartido y los clientes son cautivos, es decir, un sistema de libre mercado sin competencia ¿uhh? Interesante cierto… no es el único caso, no hay vuelos directos a muchas ciudades por la misma razón y las familias que pueden entrar a competir curiosamente comparten apellidos con las clases políticas, no hay que sacar conclusiones apresuradas, el número de apellidos en el mundo no debe de ser tan grande y podría ser casualidad, pero me gustaría que más gente se cuestionara estos detalles, desde los modelos de mercado que imperan hasta las causas que impiden la competencia y si realmente es mejor la retrograda idea de distribución ejidal y proletariado en un sentido bastante limitado defendido por la clase media y baja que ha aprendido a estar orgullosa de su pobreza y mediocridad. Aclaro, no es que la clase alta brille por su inteligencia, pero no tiene problemas tan severos y si necesita algo simplemente lo toma en lugar de resignarse, y sí, volvemos al clasismo y conformismo. El camión tendría que haber salido a las 15:20, llego pasadas las 16:00, venía desde otra ciudad y ya estaba hecho un asco, a la gente no le importa, ni siquiera lo nota, había basura en el asiento de junto y la persona que lo ocupó llegó y se sentó como si nada, ¡así ha de vivir en su casa! Lamentablemente tengo la certeza de que es cierto, la gente tira basura en las calles, en sus casas, no entiende la cuestión de la higiene, cree que se trata de una cuestión de estética, no hablo por todos, sé muy bien que hay excepciones y me considero muy afortunado de que algunos de mis amigos se encuentren entre ellas, pero para el resto, la  higiene es un lujo de ricos, una imposición burguesa a la ya larga lista de responsabilidades del proletariado. ¿Cómo además de querer que trabajen por un salario de mierda y en jornadas extra no remuneradas le piden que de diez pasos extra con su ya exigua energía para ir a tirar la bolsa de las papas o el envase del refresco hasta el bote de basura, o pensar en limpiarse la cola después de cagar, es demasiado, uno de lo que tiene ganas después de ese abuso es de no pensar, total, saldrá mierda nuevamente el día siguiente, no? Poco después de salir se detuvo, “rápidamente” por un tentempié, ¡una hora más de retraso! Pero hay que agradecer que el chofer era amable, nos invitó a bajar a comer con él y algunos le tomaron la palabra, supongo que esto es normal, es decir, si un doctor tiene que hacer una operación a corazón abierto pero los taquitos le cayeron mal y quiere interrumpir la cirugía sería diferente, pero nosotros los jodidos, los de a pie, podemos darnos esos lujos, nuestro tiempo de cualquier manera no vale.

Ahora, el punto al que prometí volver, el sonido, yo sé que la gente no quiere pensar, eso se aclaró hace apenas unas líneas, mientras más ruido haya menos oigo mis ideas, entonces el ruido es bueno; quiero reabrir bien la herida y me gustaría que arda, así que volvemos, el querer pensar y oir las ideas propias es un lujo de burgueses, aclaro, digo burgueses en lugar de ricos, porque no es una cuestión de dinero sino de estatus social, somos el pueblo. Los niños con su celular a todo volumen en el primer camión que mencioné y ahora cinco horas de películas estúpidas a todo volumen, y no sólo eso, las teles son un “premium” que se paga, aunque no exista la otra alternativa. Me convencí del retraso mental después de 15 minutos de Cásese quien pueda con Martha Higareda, la película más idiota y que promueve estereotipos y discriminación que he visto en mucho tiempo, aunque no veo muchas. Pero el problema es el mismo, al final los actores son muertos de hambre condicionados por sus circunstancias, en una sociedad capitalista, lo que rige estas circunstancias de los actores, que no son imbéciles sino extremadamente talentosos y flexibles como para encasillarse en los roles que el público demanda, aún siendo en el fondo personas inteligentes y sensibles, lo que rige es la demanda, es decir, pierdo mi fé en el mundo y en la igualdad de los seres humanos cuando veo a la primer idiota (en este caso tocó ser una mujer, pero juro que no es cuestión de género sino de estadística, 50/50) que se carcajea con la película aunque, de hecho, la película se burla justamente de gente como ella, y, por increíble que parezca, la burla es justamente que esa gente no se da cuenta de que se están burlando de ella y es muuuy auténticota. Hace poco leía que una empresa de streaming en línea que es parte de una de las televisoras más importantes del país sorprendió a todos con sus crecimiento en el último año posicionándose en segundo lugar, sólo después de una empresa internacional que puso el estándar en cuando a streaming y disponibilidad de contenido se refiere a nivel mundial, ahora lo entiendo, me da mucha tristeza entenderlo, pero todo tiene sentido. Bueno, me desvié un poco, el tema es el sonido y el derecho al pensamiento, que ya no es derecho sino privilegio, ahora, mientras escribo, oigo música banda de la celebración navideña de mis vecinos, que de hecho, es igual que la celebración de vida que hacen diariamente, todos y cada uno de los días del año, el problema no es el tipo de música, que incluso me agrada generalmente, sino que no hay elección sobre oírla o no porque esta gente tan altruista se tomó la libertad de elegir por sus vecinos lo que vale la pena escuchar, como los chicos del celular, la gente de los eventos de gobierno que por ser “cultura” cree que todos estamos deseosos de impregnarnos un poco de ella, las estaciones de metro y autobus, los dueños de la empresa de autobuses y en última instancia el chofer que elige fijar el alto volumen para el sonido general.

El hilo conductor el mismo, el intolerante soy yo, porque me molesta todo. Lo normal es exigir igualdad, respecto y tolerancia cuando se está en una situación incómoda y actuar exactamente igual que los que se critican cuando los papeles se invierten. Felices fiestas.

M-005 05.12.16

Posted by Migsar in Ideas, Vida.
Tags: , ,
add a comment

“The Wants of the Mind are infinite, Man naturally Aspires, and as his Mind is elevated, his Senses grow more refined, and more capable of Delight; his Desires are inlarged, and his Wants increase with his Wishes, which is for every thing that is rare, can gratifie his Senses, adorn his Body, and promote the Ease, Pleasure, and Pomp of Life” dijo Nicholas Barbon hace alrededor de 400 años, lo leo en español gracias a una introducción de José Antonio Marina, la verdad es que hace mucho no me gusta leer nada en español con el lenguaje rebuscado y las frases ostentosas que le son tan propias, pero un poco de su filosofía me ha gustado, no menciono el libro porque no tiene nada que ver y no quisiera ensuciar la imagen del libro con lo tratado en este post, sólo es una de esas cosas que uno encuentra sin buscar y el saco queda.

Estoy enojado con el mundo, demasiado enojado, difícilmente puedo tolerar el pertenecer a él, tomo prestado este párrafo para desahogarme, concuerdo, se necesita educar la mente y los sentidos crecen con ello, pero creo que la capacidad de deleite no va ligada, al final, los animales también sienten placer en la comodidad y el mínimo esfuerzo, y creo que es en ese punto en el que se encuentra la mayoría de la población, no es razón, son instintos y pueden engañar, la necesidad de pertenencia hace que uno dude al decir abiertamente que no todos somos iguales, y no sólo eso, sino que algunos somos superiores a otros. Supongo que es paradójico, en términos funcionales la superioridad va de la mano con la reproducción, no con el lujo y muchos de los posedores de sentidos refinados no se han reproducido mientras que los animales no tienen otro propósito en la vida que reproducirse, al final la selección natural de un modo u otro triunfa. La frase puede interpretarse como uno desee pues no tiene un destinatario implícito, quisiera pensar que la dijo con el mismo tono elitista en que la leo pero no me gustaría afirmarlo, una pista es el hecho de referirse a las cosas raras, lujos, sin embargo, sigue sin gustarme la parte final. Se busca lo extraordinario, la comodidad es un instinto, el placer una característica biológica y la pompa una construcción social. Si no se busca lo extraordinario no se busca nada, se vive sin consciencia plena, sin razón, sin motivos.

M-004 17.9.16

Posted by Migsar in Arquitectura, Ideas.
Tags: , , ,
add a comment

Llevo un par de semanas pensando en acertijos geográficos, me gustaría mucho escribir un par, pero no es fácil, creo que uno tiene que empezar por definir un lugar y después buscar cosas a la mano, porque hacerlo en el sentido inverso no funciona. También quiero hacer algunos un poco más complicados, en los que se requieran conceptos matemáticos o programas de computadora para encontrar lugares. Asociaciones multiples y cambios de contexto, cosas de ese estilo.

Hoy mientras corría me puse a pensar en que es necesario empezar a imitar a la naturaleza en las construcciones, pero tristemente nos falta mucho para entenderla. Pensaba en particular en el calor y los árboles, creo que ya lo había mencionado, pero no estoy seguro. Los árboles dan sombra, pero el gradiente de temperatura que producen va más allá de la sombra, es decir, su composición y el sudor entran en juego, me gustaría hacer un estudio analítico sobre como afecta esto y como puede imitarse, el estudio tendría que empezar comparando un árbol que produzca sobra con una estructura que tenga una superficie de exposición al sol similar y produzca un área de sombra comparable, en ese caso medir los gradientes de temperatura obtenidos. El segundo paso creo que sería hacerlo para áreas más grandes y ver la acción combinada de árboles contra la acción combinada de otros materiales. Necesito pronto conseguirme un termómetro relativamente preciso y empezar a hacer las pruebas. Creo que gran parte del beneficio sería para reforestación de áreas y para comprender mejor y adaptar los espacios públicos, como parques, que muchas veces no responden a las necesidades de los usuarios, por ejemplo en el norte, en donde generalmente es díficil llegar a un equilibrio entre la sombra, las áreas verdes y el espacio para uso.

Finalmente, recordaba que dejé pendiente el hacer un buen tutorial sobre el uso del puerto USB en las tarjetas de desarrollo TI basadas en el ARM Cortex M4F, espero retomarlo pronto.